Volvió furioso

Un adolescente de 17 años que fue echado de una fiesta en Concordia, a 265 kilómetros de la capital entrerriana, por los disturbios que estaba cometiendo, regresó minutos más tarde armado con una escopeta e hirió con balas de goma a tres jóvenes que participaban del festejo.

COMENTARIOS