CONFLICTOS SANGRIENTOS, CON ARMAS BLANCAS

Caos y violencia en la noche: cuatro heridos

Ese fue el lamentable saldo de una madrugada cargada de incidentes en diferentes sectores de nuestra ciudad.

Ese fue el saldo de una madrugada cargada de incidentes en diferentes sectores de la ciudad. Entre las víctimas hubo una menor y todos tuvieron que ser hospitalizados.
Una verdadera  madrugada de violencia se vivió ayer en diferentes puntos de la ciudad, donde una serie de incidentes dejó el saldo de cuatro heridos de arma blanca, entre ellos una adolescente, los cuales debieron ser hospitalizados.
Uno de los casos se originó a la salida de un local bailable ubicado en Ramón Hernández al 1.000, alrededor de las 4.30. Allí, cuando se terminaba la noche de diversión y la gente empezaba a abandonar el lugar, se produjo una disputa entre dos mujeres, una de ellas menor de edad. Esta última logró desprenderse del forcejeo y salió corriendo hasta una parada de taxi situada en Uruguay y Pastor Bauman, desde donde concurrió a su casa.
Ya en su hogar, la chica y su madre constataron que la primera presentaba una herida  cortante en el cuero cabelludo, que le habría sido causada con un cortaplumas. Por ese motivo, la joven fue trasladada al Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro”.
En ese nosocomio le confirmaron a DEMOCRACIA que entre las últimas horas del sábado y las primeras del domingo ingresaron a la emergencia otros tres individuos que registraban lesiones causadas con cuchillos y otros elementos cortantes.

Escándalo con golpes y tiros

En otro hecho, policías de la Comisaría Segunda respaldados y del grupo GAD debieron hacerse presentes en varias oportunidades en un domicilio de calle Alberdi al 1200 por un feroz enfrentamiento entre vecinos del lugar.
La reyerta, que comenzó con palos, piedras,  algunos disparos de fuego y hasta el intento de incendio de la vivienda donde se originó la pelea, terminó con un aprehendido que sería el responsable de la ejecución de los disparos.
El conflicto se extendió por más de una hora y tuvo en vilo gran parte de la noche a los vecinos del barrio Almirante Brown, puesto que de a momentos todo parecía calmarse y a los pocos minutos recrudecía la pelea. Por esa razón, en varias ocasiones se pidió la presencia de la Policía en el lugar.
En cuanto al sujeto arrestado, al parecer había mantenido una discusión con un grupo de personas que se encontraban en un salón del barrio festejando un cumpleaños y alterado se retiró del lugar haciendo uso del revólver que portaba.

COMENTARIOS