EX INTENDENTE DE CHACABUCO Y ACTUAL DIPUTADO PROVINCIAL

Arrojaron una bomba molotov en propiedad de Darío Golía

La propiedad que utiliza como oficina el ex intendente municipal de Chacabuco, Darío Golía, en el barrio San Miguel de la vecina ciudad fue blanco de un ataque.
Todo indica que autores ignorados arrojaron una botella que en su interior contenía combustible y una mecha encendida contra la pared de la vivienda y esta no alcanzó a explotar.
La oficina antes mencionada se encuentra en la calle Entre Ríos al 300 -frente a la sede de la sociedad de fomento del barrio San Miguel- y por el momento se desconocen los motivos de este ataque que habría sido en horas de la madrugada, adelantó Daniel Alasio, responsable de prensa del actual diputado provincial.

Periodista amenazado de muerte por un intendente

Un periodista de la localidad santafesina de Sancti Spíritu, denunció en la Justicia que fue amenazado de muerte por el intendente de esa localidad, Abel Fontenla.
El hecho tuvo lugar el martes en horas de la noche cuando el periodista Hernán García de FM La Uno, se encontró con Fontenla en un cruce de rutas próximo a Sancti Spíritu, localidad sita a unos 170 kilómetros de Junín.
García detalló al respecto: "Fontenla me citó a 300 metros del cruce de la Ruta 33, para hablar sobre las diferencias que habíamos tenido el miércoles pasado".
Las diferencias a las que se refiere García están vinculadas a una entrevista que el periodista le realizó a Fontenla y en la que el jefe comunal no quiso dar precisiones sobre gastos de la comuna.
En esa oportunidad, García en su programa “Mañanas Informales”, le preguntó a Fontenla sobre los fondos de "los números del carnaval, que no son claros".
En esa misma entrevista le consultó sobre otros gastos como mantenimiento de caminos rurales y reparación de maquinarias.
"Mi mujer me dijo que no fuera, que si él quería hablar viniera a casa", dijo García.
El periodista llegó primero al lugar de la cita, y dejó su teléfono celular encendido debajo del freno de mano.
"Fontenla estacionó detrás mío, se bajó y cuando abrió la puerta de mi auto, traía un revólver calibre 22", relató García.
"Cuando abrió la puerta de mi auto, me dijo: 'Abrí la boca que te mato'", recordó.
El periodista dijo que logró zafar de Fontenla y salió corriendo 'a campo traviesa'.
"No disparés que te mato dijo. Pensé que me iba a matar por la espalda. Pero me mandé dentro de un campo que tenía una antena satelital", contó García.
Cuando logró llegar a su casa, viajó a Melincué para realizar la denuncia en la Justicia.
García contó: "Me siento desamparado, necesito que la Justicia haga algo".

COMENTARIOS