None
HAY DOS DETENIDOS Y SE SECUESTRARON ARMAS Y DROGAS

Denuncia que fue secuestrada y abusada junto a su hermana

Las jóvenes fueron llevadas engañadas por dos muchachos que conocieron en un boliche hasta un departamento, donde había esperándolos otros seis hombres.

Una joven denunció ayer que fue capturada y abusada sexualmente junto a su hermana por un grupo de hombres en un departamento del barrio porteño de Villa Urquiza, al que ambas fueron llevadas engañadas por dos muchachos desde un boliche del bajo Belgrano, informaron fuentes policiales.
Por el hecho fueron detenidos dos sospechosos, de 18 y 23 años, que se encontraban dentro del inmueble de donde la denunciante logró escapar para pedir auxilio a la Policía que poco después irrumpió en el lugar.
En ese departamento, que era alquilado por uno de los detenidos y según los investigadores funcionaba como un "aguantadero", se secuestraron armas, una réplica de granada, municiones, droga y objetos robados como notebooks, cadenitas y anillos de oro.
Fuentes de la Policía Metropolitana informaron que el mayor de los detenidos salió hace tres meses de la cárcel, donde estuvo preso por un robo calificado con armas.
El jefe de la Comuna 12 de la Policía Metropolitana, comisionado mayor Oscar Álvarez, indicó que el hecho se inició poco antes de las 8, cuando una joven pidió auxilio a una efectivo ciclista de esa fuerza que se trasladaba por el barrio de Villa Urquiza.
La chica, de 21 años, le dijo a la policía que acababa de escapar de un departamento donde había sido llevada engañada junto a su hermana de 18 por dos muchachos.
El jefe policial explicó que la bicipolicía pidió apoyo y efectivos de la Comuna 12 llegaron al lugar y, basados en la urgencia del caso, irrumpieron en el departamento, donde no encontraron a la hermana de la denunciante, aunque sí a los dos sospechosos que quedaron detenidos.
Según el comisionado mayor, la joven denunciante dijo que había llegado junto a su hermana hasta ese lugar en compañía de dos muchachos a los que habían conocido en un boliche.
Una vez en el departamento, las hermanas advirtieron que había al menos otros seis hombres que, según la denuncia, abusaron sexualmente de ellas.
Algo golpeada y con las ropas rasgadas, la mayor de las hermanas logró salir del edificio para pedir ayuda, mientras que la otra joven lo hizo después, ya que cuando la policía ingresó ella ya había logrado llegar a la casa de sus padres.

COMENTARIOS