None
CONDENA POR FALLO UNANIME AL EX CATEQUISTA LUCAS MARTINEZ RUDAZ

Prisión perpetua por asesinar de 18 puñaladas a su ex novia

El hecho ocurrió el 6 de octubre de 2010 en el partido bonaerense de Avellaneda y la víctima era una estudiante de Letras. Hubo una carta incriminatoria.

Un ex catequista fue condenado ayer a prisión perpetua por asesinar de 18 puñaladas a su ex novia, la estudiante de Letras Noelia Delic, el 6 de octubre de 2010 en el partido bonaerense de Avellaneda.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Lomas de Zamora condenó en un fallo unánime a Lucas Ezequiel Martínez Rudaz (24) por el delito de "homicidio calificado por alevosía" de Delic, por considerar que era "absolutamente indudable" su participación en el hecho.

Con la ausencia tanto del imputado y su defensora oficial, Irene Raquel Silveti, así como del fiscal que actuó en el juicio, Bernardo Schell, la secretaria del Tribunal leyó durante dos horas los fundamentos del fallo condenatorio.

Los jueces Guillermo Puime, Pedro Pianta y María del Carmen Mora, consideraron que las pruebas "por demás elocuentes" surgidas en el debate les permitieron asegurar que es "absolutamente indudable que el imputado le dio muerte a Noelia Delic".

"La joven muerta era un gran ser humano" que se encontró en el lugar del hecho ante Martínez en "evidente estado de indefensión", sostuvo el tribunal.

Uno de los principales argumentos vertidos por los jueces para acreditar la culpabilidad de Martínez fue una carta que envió desde la cárcel a una amiga de la víctima, llamada Yamila Comesaña, a quien le confesaba que en "cinco minutos de locura" había perdido "todo". La carta, sobre la que se realizó un peritaje caligráfico que demostró que había sido escrita por Martínez, fue tomada en cuenta por el Tribunal como "definitivamente incriminatoria".

Además, los jueces descartaron la versión vertida por el propio imputado durante el juicio, quien manifestó que había sido amenazado por la policía para autoinculparse.

COMENTARIOS