HAY UN POLICIA DETENIDO

El jugador de Banfield que mataron de un balazo en el pecho pasó por Sarmiento

Se trata de Lautaro Bugatto, juvenil futbolista que a mediados de 2010 llegó a nuestra ciudad para jugar en el “Verde”. El domingo recibió un disparo tras quedar en medio de un tiroteo y perdió la vida.

El caso policial del que ayer hablaron todos los medios nacionales fue el que le costó la vida a Lautaro Bugatto, el joven de 20 años que recibió un disparo de revolver efectuado por un policía en el partido bonaerense de Burzaco. Lo que no se dijo en los noticieros fue que la víctima, futbolista formado en las divisiones inferiores del Club Atlético Banfield, vivió en nuestra ciudad y jugó en Sarmiento.
Bugatto llegó a Junín en julio del año 2010 para reforzar la defensa del “Verde”.
A pesar de que en 2009 estuvo citado a la preselección Sub-20, el marcador de punta no llegó a jugar ningún partido oficial en el elenco juninense, aunque sí participó en numerosos amistosos.
El jugador, que fue incorporado al “Verde”, iba a fichar para el equipo local, pero la operación se frustró por problemas contractuales.
Bugatto volvió así a la institución que lo vio nacer. El último año había sido transferido a Tristán Suárez.

El caso

Lautaro Bugatto fue asesinado este domingo de un disparo en el pecho en la puerta de su casa en la localidad bonaerense de Burzaco, y por el homicidio un policía quedó detenido, informaron fuentes de la fuerza.
El hecho ocurrió en la madrugada, alrededor de las 3, en las calles Pedro Goyena y Monteverde, en esa localidad del partido de Almirante Brown, donde el policía Damián Benítez (32) fue detenido por el “homicidio calificado” del jugador, quien estaba a préstamo en el equipo de Tristán Suárez.
“Lamentamos informar que falleció Lautaro Bugatto, lateral izquierdo que estaba a préstamo en Tristán Suárez. Desde aquí nuestras condolencias”, expresó ese club de la zona sur del conurbano bonaerense a través de un comunciado.
Fuentes policiales informaron que “todo comenzó cuando el efectivo se desplazaba a bordo de su auto particular junto con su esposa y observó a dos supuestos delincuentes que querían robar la moto de su hermana, quien iba por delante”.
“Ante esa situación, el policía Benítez esgrimió su arma reglamentaria con la que efectuó unos siete disparos, de los cuales uno impactó en el cuerpo de Bugatto, quien estaba ubicado a unos 30 metros”.
A raíz del balazo, el joven futbolista fue trasladado de urgencia a la Clínica Burzaco, donde murió como consecuencia de las heridas sufridas, mientras que los dos presuntos ladrones escaparon del lugar.
Según las fuentes, los familiares del oficial, quien se desempeña en la Policía Buenos Aires 2 de la estación de trenes Avellaneda, dijeron que los delincuentes lo atacaron a tiros, por lo que repelió la agresión.
Sin embargo, tres testigos vieron a Benítez ubicarse en la mitad de la calle y efectuar varios disparos sin que recibiera algún ataque por parte de los supuestos delincuentes.
Fuentes judiciales dijeron que personal de Policía Científica secuestró la pistola calibre 9 milímetros de Benítez y siete vainas servidas, las cuales habrían partido del arma del efectivo.
En tanto, Adrián Romero, representante del futbolista, contó a la prensa que Bugatto era padre de “una beba de 2 años” y que estaba a punto de casarse.
El hecho es investigado por el fiscal Juan José Vaello, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

COMENTARIOS