HOMICIDIO

Hay dos imputados por el crimen de Octavio Ponce

La fiscal Isabel Carniel tomó declaración a dos personas sospechosas de haber matado al joven, en calle Chile, a pocos metros de su intersección con Javier Muñiz.

Las dos personas aprehendidas en la noche del sábado último por el homicidio de Octavio León Ponce, ocurrido a las 20 del mismo día en Javier Muñiz y Chile, fueron imputadas como coautores del hecho, por parte de la fiscal Isabel Carniel, de la Unidad Fiscal de Instrucción Nº 8 del Departamento Judicial Junín.
Ayer, desde las 18 hasta aproximadamente las 20.30, los imputados, de 18 y 20 años respectivamente, estuvieron en Fiscalía. En primer término se entrevistaron con el defensor oficial Leopoldo Singla y luego con la fiscal Carniel y su equipo de la UFI Nº 8. Cabe destacar que ambos imputados declararon ante la funcionaria del Ministerio Público Fiscal, mientras en las afueras de la sede estaban los familiares de los aprehendidos.
La doctora Carniel solicitó al juez de garantías Nº 1, José Luchini, que librara la detención de ambos imputados, por lo tanto se aguarda la resolución del magistrado, quien determinará si hay elementos suficientes para acceder a la petición.
La causa está caratulada como “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.
Los imputados, tras la toma de declaración, fueron trasladados a dependencias policiales de la región, mientras se continúa con la investigación del hecho que conmocionó al barrio El Molino en la noche del sábado 5 de mayo.
Los hasta ahora aprehendidos se domicilian en barrios Progreso y San Jorge, respectivamente. Uno de ellos habría estado involucrado en enfrentamientos con la víctima en anteriores oportunidades, que estarían asentados en denuncias policiales.

Hecho

Dos jóvenes en moto persiguieron a Octavio Ponce y a su novia, de 15 años, que se trasladaban en otra moto, marca Motomel. Los interceptaron en Javier Muñiz y Chile comenzaron a efectuar disparos de los cuales uno impactó en una pierna y el otro en la parte costal de su tórax, siendo este último el que le provocó la muerte.
Los vecinos habían llamado al servicio de emergencia Intermed, pero aparentemente cuando llegaron, el joven ya había fallecido. En el lugar se hicieron presentes agentes de Comisaría Primera, Policía Científica y Distrital.
El primer familiar que llegó a la escena del crimen fue Diego Ponce, arquero de River de Junín, quien estalló en llanto al comprobar que el joven fallecido era su hermano.
Poco a poco, fueron llegando más familiares y amigos.
Al lugar arribaron varios móviles policiales y se dispuso un perímetro precintado en ambas esquinas, para la recolección de muestras y pruebas por parte de la Científica.
Familiares y amigos de la víctima le recriminaron a la policía no haber actuado antes, ya que –según dijeron- había denuncias previas radicadas en sede policial y constantes avisos por las reiteradas agresiones de quien ellos creían era el autor del crimen de Ponce.

COMENTARIOS