HOMICIDIO EN JUNIN

Asesinan de un disparo de arma de fuego a un joven de 19 años

El salvaje episodio ocurrió anoche, cerca de las 20, en Javier Muñiz y Chile. El presunto homicida fue capturado por la Policía.

Lo venían persiguiendo, lo interceptaron y lo acribillaron.
Un certero disparo de arma de fuego, que impactó a la altura del tórax, acabó con la vida de un joven de 19 años, identificado como Octavio Ponce, que circulaba en moto con su novia.Anoche, minutos antes de las 20, aparecieron dos sujetos abordo de una motocicleta y le dispararon a quemarropa, en Javier Muñiz y Chile.
Tras el ataque, que incluyó varios disparos –los vecinos escucharon entre tres y cinco fogonazos-, la víctima quedó agonizando en la vereda, sobre calle Chile, junto a su novia, y los vecinos que salieron con la intención de ayudar y ver qué era lo que había ocurrido. Cuando la ambulancia de Intermed llegó al lugar, los médicos le tomaron el pulso al muchacho, pero ya no había nada por hacer: estaba muerto.
Después de eso, todo fue llantos, angustia, bronca e impotencia de los allegados y familiares del joven asesinado, que le recriminaban a los uniformados no haber actuado antes, ya que –según dijeron- había denuncias previas radicadas en sede policial y constantes avisos por las reiteradas agresiones del autor del crimen hacia la víctima, que incluyeron, según versiones de los familiares, agresiones a tiros anteriores.
El presunto homicida fue capturado, al cierre de esta edición, por la Policía. Tendría un frondoso prontuario y habría cometido un robo calificado hace unas semanas en una agencia de lotería de nuestra ciudad.

Boxeador amateur

El primer familiar que llegó a la escena del crimen fue Diego Ponce, arquero de River de Junín, quien estalló de dolor al comprobar que el joven fallecido era su hermano.
Poco a poco, fueron llegando más familiares y amigos, muy molestos con los uniformados. En medio del dolor y la bronca, un grupo reaccionó con insultos y algunos intentos de golpes a la Policía.
Si bien en un momento la situación estuvo a punto de desmadrarse, con la llegada de más móviles policiales y la creación de un perímetro con cintas en ambas esquinas, se pudo controlar.

COMENTARIOS