SUPUESTAMENTE EL AGRESOR TENIA UNA DEUDA CON UNA DE LAS VICTIMAS DEL HECHO

Policía retirado asesina a tres personas

Tres amigos fueron asesinados a balazos en una casa de la localidad bonaerense de Bernal, y por el triple crimen fue detenido un policía retirado que en su huida se tiroteó con otros efectivos en el barrio porteño de Barracas, donde el encargado de un edificio resultó herido. Se cree que los homicidios estuvieron motivados por una deuda de entre 60.000 y 100.000 pesos que el sospechoso apresado mantenía con el comerciante dueño de la vivienda en la que se cometió el hecho. Todo comenzó en una casa de Bernal, propiedad de Guillermo Mouzo, quien residía allí junto a su esposa y su hijo discapacitado de 15 años. Mouzo estaba acompañado de dos amigos, identificados como Sergio Farinola y Gabriel Vilar, cuando recibió la visita de un conocido y se encerró a conversar a solas con él en una de las habitaciones. El agresor disparó y mató a Mouzo, tras lo cual pretendió escapar. En ese momento, ingresaba a la casa la esposa de Mouzo, a quien ayudó a entrar las bolsas del supermercado, pero al aparecer los dos amigos del hombre asesinado que escucharon el disparo, el agresor les disparó a Farinola y a Vilar dos balazos en la cabeza y los mató delante de la mujer de Mouzo. "No sabemos si a la mujer no la mató porque se quedó sin cartuchos, si se le trabó el arma o si le perdonó la vida", dijo un investigador policial. Luego, el agresor huyó del lugar pero chocó con un taxi, tras lo cual fugó en contramano. Ante esa situación, se originó una persecución donde el conductor colisionó contra otro auto y detuvo su marcha. Allí, el sospechoso y disparó contra los policías pero fue detenido por los efectivos y en su poder se secuestró una pistola Glock .45.

COMENTARIOS