None
TRAS EL FALLO DE LA CAMARA PENAL DE MORON DE ANULAR PARTE DE LA CAUSA

Candela: uno de los liberados dice que fue torturado para incriminar

Se trata de Alberto Espínola. Aseguró que "me golpearon, me pusieron una bolsa en la cabeza para que incriminara a gente que no tenía nada que ver".

Alberto Espínola, uno de los sospechosos detenido por el secuestro y crimen de Candela Rodríguez, que quedó libre anteayer tras un fallo de la Cámara Penal de Morón, dijo ayer que es inocente y denunció que fue golpeado y torturado para involucrar en la causa a gente que no tenía nada que ver.

"Estuve preso casi ocho meses, no tenía nada que ver con esto, estoy vinculado por los dichos de un testigo de identidad reservada", expresó Espínola al canal América 24.

"A mí me golpearon, me torturaron con una bolsa en la cabeza para que incrimine a gente que no tenía nada que ver ¿eso es trabajar bien?", se preguntó, al tiempo que detalló que a quienes le pidieron que involucrara fue a los también entonces detenidos Leonardo Jara, Guillermo López y Fabián Gómez.

Al respecto, su abogado, Alberto Domínguez, explicó que si bien Espínola denunció ese hecho, finalmente lo hizo desistir para que no apareciera "suicidado".

"Ahora van a tener que juntar pruebas", agregó Domínguez, quien consideró que "si se investiga realmente, Espínola va a tener un sobreseimiento antes del juicio oral".

Por su parte, el carpintero Néstor Altamirano, quien también permaneció detenido en el marco de la causa, reiteró ayer su inocencia y consideró que se lo involucró en el caso porque "era un perejil necesario".

"Estoy contento, pero no puedo saltar de alegría", remarcó Altamirano luego de que anteayer la Sala Tres de la Cámara Penal de Morón anuló casi totalmente la causa penal por el homicidio de la nena de 11 años y ordenó la libertad de todos los detenidos.

Fernando Burlando, el abogado de la familia de Candela insistió ayer con que varios de los desprocesados y liberados por la Cámara Penal de Morón "pueden estar vinculados" al crimen.

También tildó de "retroceso" al fallo exculpatorio de la Sala III del tribunal de alzada porque "había formas menos cruentas de subsanar los errores que la Cámara dice que habían cometido el fiscal y el juez" Marcelo Tavolaro y Alfredo Meade, respectivamente.

El abogado de la querella reiteró la hipótesis de que el crimen se debió a que "cinco o seis bestias se juntaron y quisieron hacer una pillería y terminaron abusando y asesinando a una criatura".

Anteayer, la investigación por el crimen de Candela quedó literalmente en la nada, porque la Cámara Penal de Morón anuló gran parte del expediente.

COMENTARIOS