None
ESTABA DESAPARECIDO DESDE EL MARTES PASADO

Hallaron sin vida a Marcos Sosa Benito

Su cuerpo fue encontrado en un predio sito en la prolongación de avenida República, a unos cinco kilómetros de la Ruta 188,

Aproximadamente a las 7.30 de ayer, fue hallado por un baqueano de la zona el cuerpo sin vida del joven juninense Marcos Fermín Sosa Benito, de 20 años.
El hallazgo se produjo en la prolongación de la avenida República, a unos 5.000 metros de la intersección de esa arteria y la Ruta Nacional 188, a un par de kilómetros de la Escuela Nº 4, en el límite entre los Cuarteles XV y IX del Partido de Junín, a pocos metros del camino que conduce a Agustina.
Sosa Benito, quien trabajaba en el restaurante "La Carpa", era buscado desde el pasado martes, ocasión en la que se inició la Investigación Penal Preparatoria (IPP) 04-00-007353-11, caratulada "averiguación de paradero" y que lleva adelante el Dr. Javier Ochoaizpuro, titular de la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio Nº 2 del Departamento Judicial Junín.
La desaparición del joven fue denunciada el martes 15 pasado por su madre, Rosa Juana Benito, en la Comisaría Junín Segunda y de inmediato, se inició una amplia búsqueda.
Fue así que se tomaron distintas medidas tendientes a dar con su paradero, entre ellas rastrillajes de diferentes zonas (inclusive en aguas de la Laguna de Gómez), allanamientos en propiedades de Junín y la difusión de los datos del mencionado a través de los medios de prensa, incluyéndoselo además en la nómina nacional de personas desaparecidas.
Se estableció, por testimonios reunidos en la causa, que había abandonado su domicilio de calle Pringles al 1600 (esquina Luis Tula), en forma voluntaria y sin que mediara situación de violencia alguna a partir de la cual se produjera la imposibilidad de dar con su paradero.
Apenas fue informado, el fiscal Javier Ochoaizpuro se constituyó con personal judicial y policial en el lugar donde fue hallado el cuerpo y, de acuerdo con lo informado preliminarmente por los miembros del Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte y de Policía Científica, la muerte se produjo por haberse disparado el muchacho con un arma de fuego, tipo escopeta recortada, calibre 12.70.
En la zona donde fue hallado el cuerpo no existen rastros de violencia y a unos seis metros del mismo se encontraba la motocicleta Gilera 110 c.c. color negro, con la cual se movilizaba habitualmente y también su teléfono celular.
En principio, el arma utilizada, había sido vista en poder de Sosa con anterioridad y se encontraría vinculada a otra IPP, la 04-00-07270-11, que tramita por ante la UFIJ Nº 9 del Departamento Judicial Junín, iniciada con fecha 12 de noviembre de este año.

COMENTARIOS