None
LA MENOR LOGRO ZAFARSE DEL DELINCUENTE Y REENCONTRARSE CON SU FAMILIA

Raptaron a una niña de 10 años en la puerta del Colegio San José de Junín

Ocurrió ayer, a las 17.10, cuando los alumnos salían del establecimiento. La menor fue a buscar a su hermano al jardín y en ese momento fue tomada del brazo por un desconocido, que se la llevó a la rastra para la zona de avenida San Martín y las vías del ferrocarril.

Una niña de diez años fue raptada ayer, a las 17.10, en la puerta del colegio religioso San José, situado en la calle Alem 588, en nuestra ciudad, aprovechando el tumulto de alumnos que se retiraban del establecimiento. 

La menor fue tomada del brazo por un desconocido, que la llevó a la rastra, agarrándola fuertemente de la muñeca, desde la institución educativa hasta la zona de avenida San Martín y las vías del ferrocarril, informaron fuentes policiales.

Pero en un descuido del malviviente, la niña logró zafarse, presuntamente a la altura de Primera Junta, y regresar, aunque estaba muy confundida y en estado de shock, al colegio. 

Afortunadamente, en el camino de vuelta se cruzó con la mamá de un alumno del colegio, que estaba al tanto de lo sucedido, y que la llevó con su madre. 

De lunes a jueves, ni bien salía del colegio, la niña iba hasta el jardín, ubicado a escasos metros de allí, a buscar a su hermanito. Los viernes, en cambio, esperaba a su madre, identificada como Daniela Delfini, de 33 años, en el colegio. 

Pero ayer se confundió y, creyendo que era jueves, fue a buscar a su hermanito. Por eso se desencontró con su mamá, que había ido a buscarla a la escuela como todos los días. 

En ese instante el malhechor aprovechó para llevársela. 

Según se informó, por estas horas los investigadores, que tienen muchos datos del marginal, tratan de establecer si el hecho fue -como se dice comúnmente- “al boleo” o si fue premeditado.

El agresor de la niña, informó a este diario Delfini, llevaba puesta una “gorrita y un cuello, rengueaba”, y su edad aproximada sería de unos 35 años.


Desesperación y pánico


Al ver que su hija no estaba, la madre, desesperada, dio aviso a las autoridades del colegio, que –todo según el relató que dio Delfini a DEMOCRACIA-, en un principio “minimizaron” el hecho. 

No obstante, Delfini, que siempre supo que a su hija “se la habían llevado por la fuerza”, no dudó en llamar a la Policía, que enseguida montó un operativo tipo cerrojo con el objetivo de atrapar al secuestrador. 

Tras el violento episodio, la niña quedó conmocionada y con algunos golpes en su muñeca, pero los médicos –revelaron fuentes policiales- constataron que está bien de salud, aunque muy afectada por lo ocurrido. 

Al cierre de esta edición, la búsqueda del malhechor no había arrojado resultados positivos.


Asistencia a la víctima


Por la gravedad del ilícito que, según una alta fuente policial, es “insólito” para Junín, se dio cita en la casa de la niña, el secretario General y de Seguridad del Municipio, Damián Itoiz, y el flamante equipo de Atención a la Víctima, que dieron contención a la familia.

 

ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

Habló la mamá: “Esto fue un secuestro” 

 

Daniela Delfini (33), mamá de la pequeña de diez años raptada ayer en la puerta del colegio San José de Junín, afirmó en una entrevista con DEMOCRACIA, ayer, que a su hija “se la robaron, se la llevaron”, y agregó: “A mi hija la llevo y la traigo yo, todos los días, por eso digo que me la secuestraron, esto fue un secuestro. Es terrible, porque en Junín no sucedían estas cosas”.

“Mi hija está marcada en el brazo, está cansada, tratamos de que se distraiga con otra cosa, porque quedó muy conmocionada, en estado de shock, no está bien, está con asistencia”, afirmó Delfini a este diario.   

“Por suerte todavía hay gente que se solidariza; fue una desgracia con suerte”, expresó 

COMENTARIOS