None
LA NENA DE ONCE AÑOS ERA BUSCADA INTENSAMENTE POR GRAN CANTIDAD DE EFECTIVOS DE LA POLICIA BONAERENS

La niña fue hallada asesinada a unas treinta cuadras de su casa

Su cuerpo fue encontrado en el interior de una bolsa de residuos, a metros de la avenida Vergara y la colectora del Acceso Oeste, en la localidad de Hurlingham. Minutos después se supo que la familia había recibido llamados extorsivos pidiendo la devolución de dinero.

La niña Candela Rodríguez, de 11 años y quien hacía nueve días estaba desaparecida, fue encontrada ayer asesinada en el interior de una bolsa de residuos a unas 30 cuadras de su casa, en la localidad bonaerense de Hurlingham.
Según indicaron fuentes policiales, el asesinato de la niña se habría producido hacía tres días, pero el cuerpo fue dejado ayer en la zona donde se lo encontró.
El reconocimiento del cadáver fue realizado por la madre de la pequeña, Carola Labrador, quien hace tres días habría recibido una llamada en la que amenazaban con matar a la nena, al parecer en el marco de una venganza.
"Me mataron a mi hija", dijo la mujer tras reconocer el cadáver de la pequeña, quien tenía la "cara destrozada y estaba desnuda", según indicaron fuentes de la investigación.
La bolsa en donde estaba el cuerpo de la pequeña fue encontrada en la intersección de la avenida Vergara y la colectora del Acceso Oeste, en la localidad de Hurlingham.
Carola sufrió una crisis nerviosa al ver el cuerpo, que habría sido hallado con datos aportados por una cartonera que estaba recorriendo la zona.
Hasta el lugar llegaron el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y las más altas autoridades del área de seguridad provincial.
Asimismo, efectivos de la Policía Científica concurrieron al lugar en donde recabaron todos los elementos que pudieron servir para la posterior investigación.
La cartonera que alertó a la policía indicó que de la bolsa se pudo ver una "mano pequeña" que sobresalía, y ante la noticia de la búsqueda de la menor, desaparecida desde el pasado 22 de agosto, llamó a las autoridades.
Durante las últimas jornadas, más de 1.600 policías estuvieron buscando a la menor con más de 300 allanamientos y rastrillajes, en diversos lugares de la provincia de Buenos Aires.
Lo que ahora la policía tratará de establecer serán los móviles y los autores del tremendo homicidio que conmocionó a toda la comunidad.
Asimismo, los vecinos de la zona de Hurlingham se mostraron consternados sobre el triste desenlace, ya que durante varias jornadas realizaron vigilias y hasta marchas para pedir por la aparición con vida de la chiquita.
La última vez que Candela Rodríguez fue vista con vida, la niña iba hacia la parroquia cercana a su casa para participar de una jornada con los boy scouts.
Durante este tiempo, la madre de Candela se reunió con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, al tiempo que recibió el apoyo de la Red Solidaria y de Missing Children, además de varios artistas y deportistas que durante 48 horas recibieron llamados de gente que aportó datos para la búsqueda.
Los investigadores habían encontrado "indicios" de que la pequeña Candela pudo haber estado en una villa de emergencia del partido de San Martín, también en la zona oeste.
"Habría indicios de que podría haber pasado por ahí, pero tampoco encontramos a alguien que diga 'sí, yo la vi'", expresó ayer el fiscal Nieva Woodgate, al referirse al operativo realizado anteanoche en la villa Costa Esperanza, de la localidad  de Billinghurst.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, mantuvo ayer una reunión con el ministro de Justicia y Seguridad provincial, Ricardo Casal, y jefe de la Policía, el comisario Juan Carlos Paggi, con el fin de interiorizarse sobre el desarrollo de las investigaciones en torno a este sonado caso.
Durante estos 9 días, la Policía recibió innumerables llamados en la línea de emergencias 911, todos con datos falsos y pistas erradas.
Las fuerzas policiales realizaron cientos de allanamientos, el más grande anoche, en Villa Esperanza, San Martín, donde se revisó casa por casa para encontrar a la niña.
La nena, que tiene a su padre preso por un caso de "piratería del asfalto", desapareció el lunes 22 de agosto pasado cuando salió de su casa de Villa Tesei, partido de Hurlingham, para encontrarse con unas compañeras y asistir a la reunión de scouts que se iba a desarrollar en una parroquia.
El caso originó la movilización de la comunidad local, traducida en varias marchas, mientras que desde anteayer se lleva a cabo la campaña "48 horas por Candela", organizada por la Fundación Niños Perdidos y la Red Solidaria, con adhesión de artistas y deportistas famosos.

COMENTARIOS