Aún falta por conocer el listado completo de daminificados por Codecop.
Aún falta por conocer el listado completo de daminificados por Codecop.
POLICIALES

Cómo se quedaba de Codecop con dinero del Banco Galicia

El ex presidente de la empresa de caudales expuso en una causa judicial que se conoce recién ahora los manejos de Zeballos y la metodología para quedarse con dinero de sus clientes.

Fue un robo, liso y llano. Espectacular y escandaloso por cómo se llevó adelante. Pero no fue más que eso: un robo. De acuerdo a lo que define el Código Penal Argentino. Por un lado, una empresa de transporte de caudales, Codecop; por el otro, el Banco Galicia. Los primeros debían transportar dinero pertenecientes a esta última entidad bancaria y terminaron quedándose con millones de pesos, euros y dólares de su propiedad.

Ello derivó en el procesamiento y posterior prisión preventiva de Lucas Daniel Zeballos, integrante del directorio unipersonal de Codecop, por considerarlo prima facie responsable criminalmente del delito de defraudación por retención indebida.

En tal contexto, aparecieron dos documentos inéditos que fueron ofrecidos por uno de los asesores legales del Galicia. Se trata de sendos expedientes judiciales que muestran la existencia de un conflicto pasado entre accionistas de Codecop.

“Allí dejan trascender que han pergeñado un plan para defraudar a mi representada (entre otros clientes) y apoderarse de los fondos reclamados en el presente”, según uno de los letrados del Galicia.

En uno de los expedientes, al que tuvo acceso Noticias Argentinas, se habla de un accionar por parte de Zeballos que “pone en grave peligro la continuidad y existencia misma de la sociedad, encontrándose administrada con absoluta arbitrariedad, abuso de autoridad, total falta de apego a las normas estatutarias y legales vigentes, total desmanejo económico financiero, entre otras cuestiones, sin dejar de soslayar los ilícitos por hechos reiterados de defraudación contra la sociedad misma y sus clientes por los cuales se encuentra imputado a la fecha”.

Quien denuncia tal situación supo ser presidente de Codecop hasta hace pocos meses y reconoce que la sociedad defraudó a sus clientes.

“Estamos en presencia de una verdadera maquinación facciosa, orquestada con temeridad y malicia en pos de un plan delictivo preciso, inescrupuloso y fatal para los destinos de una sociedad cuyo objeto social es justamente brindar seguridad en el transporte terrestre, almacenamiento y resguardo de caudales y demás valores en tránsito, desde y hacia las instalaciones de Codecop y sus clientes. Los clientes contratan Codecop justamente para que sus bienes sean custodiados en el marco de la buena fe que debe regir las relaciones comerciales, y más aún en este tipo de prestaciones, en las cuales se debe asegurar la integridad de los fondos de terceros”, sostiene el ex accionista.

Y puntualiza: “Esto último es justamente lo que no ha venido ocurriendo en la sociedad, toda vez que su Presidente ha decidido unilateralmente desviarse del objeto social, violentar normas y convenios celebrados con los clientes, para apoderarse de los fondos que debían de estar atesorados en custodia en la empresa, para de esa manera adquirir gran cantidad de bienes automotores, otorgar extensiones de tarjetas de crédito corporativas a personas ajenas a la firma, alquilar inmuebles suntuosos sin ningún tipo de fundamento, realizar gastos y compras con la única finalidad de aumentar el estado de insolvencia económico financiera de la sociedad”.

Finalmente, explica: “Claro está, que toda esta ‘operatoria’ contó con la colaboración de diferentes personas, algunas dependientes de la firma y otras no lo son en forma directa, pero todos ellos cumpliendo activamente cada uno de sus roles”.

Mientras Zeballos se encuentra en prisión, la Justicia intenta recuperar el dinero birlado por Codecop. Ha logrado recuperar una pequeña parte, pero no la parte sustancial del mismo. Sospechan los investigadores que se ha utilizado para cubrir otros gastos, como los derivados de la administración de Radio Del Plata, de la cual Zeballos supo ser socio, junto a Francisco Ayerza.

Fueron días de gastos dispendiosos y millonarios, con la cancelación incluso de una deuda de 300 millones de pesos que cargaba consigo la emisora mencionada. Todo ello culminó en el preciso momento en el que Zeballos terminó preso por defraudar al Galicia. Dejando un tendal de despidos y nuevos problemas en el horizonte.

____________________________________

¿Buscas una noticia vieja? Mirá nuestro Archivo.

COMENTARIOS