DESDE EL GREMIO RECHAZAN QUE TENGA RELACION CON LA MAFIA DE LOS REMEDIOS

Crimen del sindicalista: avanzan en la pista de un crimen por encargo

Los investigadores creen que se trató de una ejecución "por encargo" relacionada con deudas, dinero o de un hecho pasional, mientras que la Justicia ya ordenó varias diligencias para dar con los autores del hecho.

El Sindicato de Trabajadores de Maestranza descartó ayer que el crimen del tesorero y titular de su obra social, Roberto Roger Rodríguez, tuviera relación con la denominada "mafia de los medicamentos", mientras la Justicia avanza sobre la pista del crimen por encargo.
El asesor del sindicato, Damián Leiva, destacó que la organización era "una más entre 80 que estaban investigados" por presuntas maniobras ilegales en la venta de remedios y puso de relieve que Rodríguez "era una persona de bien".
"No podemos vincular el hecho a esa causa judicial. Quiero aclarar que Roberto Rodríguez no tenía ningún tipo de problemas. No hubo ningún tipo de amenazas. Por eso tenemos que dejar que la Justicia investigue el hecho", señaló Leiva en declaraciones a la prensa.
El dirigente agregó que "si bien la obra social fue allanada" por orden del juez federal Norberto Oyarbide en el marco de la causa por los medicamentos "truchos", se presentaron entonces "todos los documentos que requirieron".
El caso de la Obra Social del Sindicato de Obreros de Maestranza es similar al de otras obras sociales sindicales mencionadas en la causa: habían adquirido drogas oncológicas o para el tratamiento del VIH y luego cobrado reintegros de la Administración de Programas Especiales (APE).
De todas formas, Leiva no quiso descartar de plano ninguna posibilidad sobre lo sucedido en la noche del miércoles, cuando dos sujetos ejecutaron a Rodríguez de un balazo en la cabeza, tras secuestrarlo en el Club Fénix del barrio porteño de Villa Devoto.
"No descartamos ninguna hipótesis. Solamente queremos que la Justicia continúe investigando y llegue a encontrar a los culpables del asesinato de nuestro compañero", afirmó Leiva.
Los restos de Rodríguez, de 49 años y padre de dos hijos adolescentes, fueron velados ayer en una casa de sepelios del barrio porteño de Caballito, ante la presencia de familiares, amigos y compañeros de trabajo.
El velatorio se inició en horas de la madrugada en la casa ubicada en la avenida La Plata 923 y los restos fueron trasladados luego a un cementerio de Ituzaingó para recibir el último adiós.
Rodríguez, tesorero del sindicato alineado a la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, fue asesinado el miércoles a la noche tras ser secuestrado por dos sujetos, y su cadáver fue encontrado horas más tarde en una calle de tierra de la localidad de Bella Vista con un tiro en la cabeza.
La Policía intenta determinar qué fue lo que motivó el crimen y por eso, en las últimas horas tomó fuerza la hipótesis de una muerte "por encargo" relacionado con deudas, dinero o un crimen pasional, mientras que el fiscal Raúl Cavallini ya ordenó varias diligencias para reconocer a los autores materiales.

COMENTARIOS