None
BARRIO BICENTENARIO

Vecinos proponen pagar nafta de patrulleros

Como anticipó DEMOCRACIA, el recorte en combustible para los móviles policiales que realizó el Gobierno local de Junín, con el argumento de que no se aprobó el aumento de la Tasa Complementaria de esa área, afecta la seguridad en la ciudad. “Estamos desprotegidos”, afirmó el fomentista Daniel Giapor.

Como anticipó en exclusiva este diario en su edición del domingo último, el Gobierno local de Junín recortó un 30% las partidas destinadas a la compra de combustible para los patrulleros, con el argumento de que los ediles no aprobaron el incremento de la Tasa Complementaria de Seguridad propuesto desde el Ejecutivo.
Esta situación llevó a que los móviles policiales tengan que disminuir los patrullajes, por lo que ahora circulan “una hora” y “paran otra”, según confiaron fuentes policiales. Es que un vehículo policial que hasta antes del ajuste recibía 30 litros diarios ahora recibe sólo 20.
Debido a ello, los vecinos del barrio Bicentenario plantearon ayer pagar ellos mismos el faltante de combustible con tal de obtener seguridad.
El presidente de la Sociedad de Fomento, Daniel Giapor, señaló a DEMOCRACIA que la “quita de combustible resulta un problema muy grave”, ya que el móvil policial “patrulla una hora y luego está parado una hora en una esquina”.
Según Giapor, la cuadrícula del barrio Bicentenario es muy grande, por lo que “si el patrullero se encuentra parado en el Fonavi 117, por dar un ejemplo, el sector mío queda totalmente desprotegido”.

Más robos

Según el fomentista, “se registran ilícitos en el barrio cada noche. Se robaron 10 piletas de lona, el otro día robaron una jaula de conejos, zapatillas, bicicletas, la gente que no pudo cerrar sus tapiales sufre hechos de este tipo todo el tiempo”.
“Vamos a ver si hablamos con los vecinos, y esos 10 o 15 litros que faltan los pagaremos entre todos, porque así no podemos vivir”, lamentó. Y apuntó: “Hubo siete robos en una noche. Si nosotros sabemos que el patrullero se queda una hora parado en una esquina, los chicos que se dedican a robar piletas o casas lo saben mejor que nosotros”.  

Explicación oficial

La Ordenanza Fiscal Impositiva aprobada por el Concejo Deliberante otorgó un aumento de tasas de casi un 29% aunque se dejó explícitamente afuera de este incremento a la Tasa Complementaria de Seguridad.
En ese marco, el Ejecutivo local creyó necesario recalcular los costos en materia de seguridad y resolvió limitar el combustible para los patrulleros.
Damián Itoiz, secretario General y de Seguridad, afirmó: “Nos sentamos a analizar los consumos y a proyectar los gastos para 2011 y, como todos saben, la única tasa que no tuvo aumento es la Tasa Complementaria de Seguridad, entonces tenemos que prever un control muy exhaustivo y un consumo muy prolijo del combustible porque si durante el año no hay un aumento para esta tasa en particular, vamos a correr nosotros detrás de la inflación del aumento de combustible, del aceite, de las reparaciones de los vehículos y no nos va a alcanzar para poder garantizar la mínima seguridad que Junín necesita”.
El funcionario se quejó porque el Concejo “le reconoció indexación a todas las tasas, menos a una; uno podrá discutir porcentajes, pero lo que no puede decir es que hay inflación para todas, pero para una no”.
Además, Itoiz aseguró que esto fue “acordado con las comisarías Primera y Segunda, la Jefatura Distrital, con los Foros Vecinales, la Comisión de Seguimiento de la Tasa y, obviamente, desde el Departamento Ejecutivo”.
Sin embargo, fuentes policiales admitieron dificultades para completar los recorridos establecidos y advirtieron que deben dejar mucho tiempo los móviles parados en algún lugar y que se están limitando a hacer sólo algunos patrullajes.

COMENTARIOS