None
UN MIEMBRO DE LA COMUNIDAD ZINGARA DISPARO CONTRA OTRO E HIRIO LEVEMENETE A MENOR DE EDAD

Pelea entre gitanos casi termina en tragedia

El quinceañero lesionado estaba comprando en un comercio de avenida San Martín 799, esquina Derqui.

Una pelea en “varias etapas” que ayer tuvieron integrantes de dos familias de la comunidad gitana de Junín, casi termina en tragedia, a media mañana de la víspera.
La contienda hizo eclosión pasadas las 10.30 entre dos zíngaros locales, uno de apellido Miguel y otro Coria.
Tras amenazarse verbalmente, también arrojándose objetos contundentes y hasta intentando agredirse con palos y otros elementos, uno de los involucrados extrajo de entre sus prendas un revólver, presuntamente calibre 32, y disparó contra el otro miembro de la comunidad gitana, en la esquina de avenida San Martín y Derqui, a unos 50 metros de avenida Primera Junta.
Justo enfrente, en la esquina de San Martín (Nº 799) y Derqui, funciona “Palito Repuestos”, local comercial de venta de elementos para motocicletas y bicicletas y allí, estaba comprando un menor de 15 años.
El adolescente, identificado como Héctor C. Ahumada, casi termina siendo víctima inocente de la pelea entre gitanos, ya que una bala que salió del revólver de uno de los gitanos, pegó en una pared del comercio y luego “rozó” una de las piernas de pibe, quien -casi milagrosamente-, no sufrió lesiones de gravedad.
Hasta pocos minutos antes que la agresión armada se produjera, en un par de ocasiones habían concurrido móviles policiales al lugar, ya que -alertados por los vecinos-, los efectivos de la fuerza pública fueron hasta el lugar para tratar que finalice la pelea entre los zíngaros, cosa que finalmente no ocurrió.
Cerca de las 10.40, la pelea se reinició y uno de los involucrados empezó a disparar y, por fortuna, Héctor C. Ahumada sólo sufrió una leve herida en una pierna.
Debe destacarse, además, que en una de las agresiones entre los gitanos, un automóvil Ford “Fiesta” que pasó por el lugar terminó con la luneta rota por un objeto contundente que se lanzaban los contendores y un gitano presentó un corte en la cara.
Ambos, el gitano y el pibe Ahumada, fueron llevados al Hospital Interzonal General de Agudos, donde se le practicaron las primeras curaciones, en tanto que el presunto agresor, el que disparó los tiros, escapó del lugar y se habría dirigido a una propiedad de la comunidad sita sobre avenida República, entre Jean Jaures y Juan B. Justo.
Al parecer, los problemas entre gitanos se habrían iniciado hace algunos días por un tema sentimental, por una mujer que ambos pretenderían y la tragedia terminó rondando la calurosa mañana del martes en Junín.
Personal de la Comisaría Junín Primera inició actuaciones sumariales caratuladas “abuso de armas”, con intervención de la fiscal de turno del Departamento Judicial Junín, Dra. Vanina Lisazo, quien ordenó a los efectivos actuantes una serie de medidas procesales y pericias.

COMENTARIOS