None
CONDUCIA EL CAMION BLINDADO QUE FUE SALVAJEMENTE ATACADO POR LADRONES, ANTEAYER EN GARIN

El juninense Ciancio salvó su vida de milagro

Familiares de los dos policías asesinados le pidieron al jefe de la Bonaerense más equipamiento para los efectivos.

El juninense Luciano Ciancio, de 31 años y residente en Córdoba 1047, a metros de la cancha de Ambos Mundos, bien puede decir "nací de nuevo", tras no recibir heridas en el salvaje y trágico intento de asalto de anteayer en Garín, cuando varios delincuentes atacaron a balazos el camión blindado que guiaba nuestro coterráneo.
Ciancio, quien está en comisión en San Nicolás, cumpliendo tareas de traslado de valores, fue felicitado por el jefe de la Dirección de Investigaciones de la Policía Bonaerense, ya que con su accionar conductivo, salvó la vida de varias personas, quienes -seguramente- iban a ser asesinadas por los ladrones frustrados.
El joven juninense, padre de cuatro hijos, está en perfecto estado de salud y a poco del salvaje ataque, avisó a sus familiares (quienes viven en Garibaldi 386) que nada le había pasado y tanto el teléfono celular de Luciano como del resto de las personas que iban en el blindado y en los móviles que lo custodiaban, fueron secuestrados por los investigadores.
Abel Bueno, secretario general de la Asociación Bancaria Seccional Junín, se mostró preocupado por el hecho y brindó su solidaridad a Ciancio y al resto de los damnificados, expresó a DEMOCRACIA el gremialista local, mientras participaba de una movilización por reclamos sindicales en Capital Federal.

Fuerte reclamo

En la despedida a los dos policías acribillados el miércoles durante un asalto comando a un camión de caudales en la Panamericana, familiares de agentes  enfrentaron ayer al jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, mientras hablaba con la prensa, y le exigieron mayor y mejor equipamiento para que los efectivos presten servicio.
Paggi fue increpado por familiares y amigos de policías -además de miembros de la fuerza-, cuando llegaba al cementerio de San Nicolás para participar del sepelio de los dos agentes  asesinados.
"¿Por qué el blindaje sólo se le hace a los camiones de caudales y no se les da mayor equipamiento a los policías, que van descubiertos y sin armamento? ¿Con qué armas luchamos?", le preguntó enojado un hombre que dijo ser policía.
Este último agregó que "no alcanza con los chalecos antibala. Los patrulleros no son blindados, ¿acaso no pensamos en las personas? Quiero que me dé una explicación. La Policía no tiene el armamento ni los vehículos que tiene que tener".
Inmediatamente, una mujer entró en la discusión y contó que su hija es oficial y que no hace mucho tuvo un accidente con el patrullero. "No tenía ni cinturón de seguridad", se quejó ante el comisario bonaerense.
Frente a las acusaciones, Paggi explicó que el año pasado se entregaron 2.000 nuevos vehículos. Mientras que este año se habrían comprado 1.274, y se entregarían otros 2.000 para febrero. "¿Y dónde están los autos?", preguntó la mujer enojada. "Se están entregando", contestó Paggi.
Por otra parte, los investigadores realizaron ayer 27 allanamientos en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, mientras  estudian nuevas filmaciones de la ruta Panamericana y analizan dos autos que encontraron ayer -uno en la localidad bonaerense de Luis Guillón y otro en Quilmes- para dar con la banda que atacó al camión blindado.
Asimismo, los detectives profundizaron la pesquisa en torno a la posibilidad de que haya habido alguna persona que facilitó datos o colaboró con los delincuentes, hipótesis que reforzó el propio gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien aseveró que "nadie me saca de la cabeza de que en este hecho actuó un entregador".

COMENTARIOS