Casos en los que intervino la Red

La Red de sobrevivientes de abuso sexual eclesiástico tiene siete años de funcionamiento y cuenta con alrededor de 150 integrantes, mujeres y varones, todos sobrevivientes de casos de abuso eclesiástico. La mayoría de los miembros vive en la Argentina, mientras que otros se encuentran en el exterior, pero pertenecen porque el delito fue cometido en nuestro país.
La agrupación intervino en casos de resonancia pública en los últimos años, tales como los tres curas condenados de la provincia de Entre Ríos: Juan Escobar Gaviria, Marcelino Moya y Justo Ilarraz; a su vez, tuvieron participación activa en la causa contra la monja del convento carmelita de Nogoyá, Luisa Toledo, condenada por castigo físico y reducción a la servidumbre.
Por otro lado, se llevaron adelante otros juicios como el del cura Néstor Monzón, condenado por los delitos en la ciudad de Reconquista, en la provincia de Santa Fe y los casos de abuso en el Instituto Antonio Próvolo para Sordos, en la provincia de Mendoza, entre otros.

COMENTARIOS