None
EL HECHO, CALIFICADO POR EL USO DE ARMAS, SE COMETIO EN UNA DISTRIBUIDORA DE GALLETITAS

Rápida detención de los autores de un robo

Dos de los tres sujetos que ayer cometieron el atraco fueron aprehendidos, paradójicamente, frente a la U.P. 13.

Con rapidez, en el marco de un operativo "cerrojo" montado desde la jefatura de la Policía Distrital que encabeza el comisario inspector Marcelo Arigüel, personal de las Comisarías Segunda y Primera de nuestra ciudad, en accionar conjunto, detuvieron ayer a media tarde a dos de los tres autores de un "robo calificado y daño calificado".
El ilícito se cometió alrededor de las 15.30 en una distribuidora de galletitas y anexos ubicada en calle Cichero 90, casi General Paz, propiedad de Juan Alber-gamo. Este se hallaba en el lugar junto a cuatro empleados y en un momento dado ingresaron tres ladrones armados, quienes a los gritos pidieron a quienes estaban en el lugar la entrega de dinero en efectivo.
Los marginales se apoderaron de unos 2000 pesos en efectivo, celulares y otras pertenencias de las víctimas, tras lo cual huyeron en dirección a la Ruta 188, a bordo de un automóvil Ford Falcon.

Operativo "cerrojo"

Apenas se fueron los ladrones, los damnificados lograron llamar a la Policía a través del número de emergencias y se montó un operativo "cerrojo", que incluyó móviles de las Comisarías Primera y Segunda, de la Policía Distrital y vehículos particulares de algunos jefes de las reparticiones.
Minutos después, en Rivadavia y Ruta 188, se observó la presencia del Ford Falcon de los delincuentes y el conductor del auto, al ver la presencia de la fuerza pública, enfiló por la 188 hacia la zona del complejo carcelario.
Tras dejar atrás el coche y los móviles la rotonda ubicada frente a clínica "La Pequeña Familia", se logró interceptar a los ladrones frente al ingreso a la Unidad Penal Nº 13, lográndose allí la detención de dos de los "cacos", desconociéndose hasta el momento dónde está el tercer ladrón.
Aunque no se resistieron en el lugar de las aprehensiones, cuando eran trasladados a la sede de la Policía Distrital, el mayor de los detenidos (de 51 años, el otro tiene 34), rompió el vidrio del patrullero en el que se lo trasladada, por lo cual a la carátula inicial de "robo calificado" se le agregó la de "daño calificado".
Al ser identificados, se constató que los malhechores son oriundos de Lanús y de Florencio Varela, en el Gran Buenos Aires, y que cuentan con antecedentes por hechos al margen de la ley, habiendo estado detenidos en cárceles de la Provincia.
Dentro del Falcon se recuperó uno de los teléfonos robados en la distribuidora y un revólver calibre 38, además de otros elementos que pueden ser importantes a la hora de esclarecer totalmente el sonado hecho, en el que interviene el fiscal de turno, Dr. Carlos Colimedaglia.

COMENTARIOS