SALVÓ SU VIDA MILAGROSAMENTE

Pudo ser una tragedia: un nene cayó a un desagüe de tres metros de profundidad

El hecho ocurrió a la vera de la avenida Circunvalación, en el parque ubicado a la altura de calle Brasil. El niño, sumergido en 80 centímetros de agua, fue rescatado por su madre, a quien vecinos sostuvieron con una soga y la ayudaron a bajar por el pozo.

Momentos de tensión vivió una familia ayer en Junín, cuando un niño de unos tres años cayó a un desagüe, al que le faltaba la tapa protectora que se hallaba a un costado.
El hecho ocurrió en la zona de colectora de avenida de Circunvalación y calle Brasil, donde hay un amplio parque en el que las personas suelen utilizar, del lado del casco urbano, frente a la Cabaña del Mendocino.
Según trascendió, el menor, que se encontraba con su madre y su hermana en ese sector de la ciudad, se hundió en la alcantarilla, de unos tres metros de profundidad y con 80 centímetros de agua que corría por debajo del suelo con dirección al canal del Salado.


Por fortuna, un vecino y un hombre ligado a la familia, que había llegado en ese momento al lugar, improvisaron un sistema de rescate casero para salvar al menor de edad de la profundidad, mientras el tiempo seguía corriendo.
Colocaron una soga por debajo de los brazos de la mujer y la descendieron por la perforación circular para que alcance a su hijo con las manos. Luego, los hombres tiraron con fuerza para sacarlos a la superficie.


“En primer lugar, a la mujer, la teníamos con nuestras manos, pero no llegaba hasta la criatura. Así que la bajamos con la soga y lo pudo agarrar”, indicó con alivio la persona que participó del salvataje.
Si bien pudo ser una tragedia, esta escena tuvo un final feliz, ya que la víctima no sufrió heridas, pero sí vivió un terrible momento.
Cabe destacar que la tapa fue colocada nuevamente en su lugar por estas personas que se transformaron imprevistamente en héroes.

COMENTARIOS