EL HECHO OCURRIO EN PERGAMINO

Condenaron a un policía por pegarle a un menor de edad

Un efectivo de la Policía Bonaerense fue condenado por apremios y vejaciones a un año y medio de prisión en suspenso y tres años de inhabilitación especial para ejercer cualquier función pública en una sentencia dictada por la titular del Juzgado en lo Correccional Nº 2 del Departamento Judicial Pergamino, doctora Gloria Aboud.
El juicio oral se desarrolló la semana pasada e intervinieron como fiscales los doctores Pablo Santamarina y Horacio Lasarte, en tanto que la defensa del efectivo estuvo a cargo de los doctores Cuellar Aliaga y Sáez.
Luego de dos jornadas de audiencias en las que se escuchó a víctimas y testigos del hecho, el Juzgado tuvo por acreditado que "el 2 de diciembre de 2007, alrededor de las 6.30, una comisión policial cuya presencia había sido requerida a raíz de disturbios producidos en la puerta del Club Provincial, donde se celebraba un cumpleaños de quince, interceptó en las inmediaciones del lugar (ruta nacional Nº 8 y calle Martín Fierro) a un grupo de menores para proceder a su identificación.
Asustado por la situación y por carecer de documentos, uno de los chicos salió corriendo e intentó esconderse detrás del tapial de una casa ubicada a pocos metros del sector donde habían sido interceptados. Luego de encontrar al menor y de obligarlo a salir del lugar donde pretendía esconderse, fue golpeado violentamente por el personal policial, sin que mediara ningún motivo o circunstancia que hiciera necesario el uso de la fuerza física, lo que le produjo a la víctima, entre otras lesiones, la fractura del tabique nasal".
Finalmente, luego de trasladar a los menores hasta la intersección de Isaac Annan y Trincavelli, dejaron allí al joven lesionado y a uno de sus amigos y se retiraron de la zona, sin comunicar el caso. El único policía que pudo ser identificado de manera fehaciente y en consecuencia condenado es de apellido Morillo y al momento del hecho prestaba funciones en la Comisaría Primera pergaminense.
En la resolución judicial se tuvo por probado que este policía fue responsable de los delitos de "apremios ilegales y vejaciones en concurso ideal con lesiones leves".

COMENTARIOS