ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

“Las cárceles no están diseñadas para que todos los presos trabajen”, afirmó Vilaseca

El ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, pidió en los últimos días que se aplique una reducción de la pena, en razón de un año de prisión por uno de trabajo, para los presos bonaerenses, iniciativa utilizada en Brasil, para paliar la sobrepoblación carcelaria.
Al respecto el ex magistrado del fuero penal Miguel Ángel Vilaseca, con amplia trayectoria en el Tribunal Oral 1 de Junín, manifestó a Democracia: “No es una novedad que las cárceles han superado ampliamente la capacidad para alojar internos, desde hace ya tiempo. En los últimos años los delitos no solamente han aumentado, sino que son de mayor gravedad, con mayor violencia, y mucha reincidencia, es decir que ya han cometido delitos anteriormente, y por ende no pueden gozar de un beneficio excarcelatorio, quedando detenidos. Y no se han construido nuevas cárceles para alojar tanta cantidad de internos”.
“Lo cierto es que la solución no es excarcelar, con el fin de descomprimir. Pero sí es necesario que el tiempo que estén detenidos, se trabaje sobre ellos con el fin de resocializarlos, pensando que muchos de ellos nunca estuvieron ‘socializados’, por lo que el esfuerzo es aún mayor”, aclaró.

-¿Considera que el trabajo sería una forma de resocializarlos?
-Sin duda alguna. Actualmente la Ley de Ejecución Penal de la Provincia prevé una rebaja en la pena a razón de diez días por año de prisión para los presos que demuestren buena conducta, espíritu de trabajo, voluntad en el aprendizaje y sentido de responsabilidad en el comportamiento personal. Y en este aspecto coincido que este incentivo no es suficiente y que habría que complementarlo con el trabajo. El trabajo dignifica, y así, el día que recuperen la libertad pueden tener una herramienta como es un oficio, ya sea carpintero, chapista, pintor, entre otros, con los cuales puedan trabajar y no tener como único medio la comisión de un nuevo delito. Pero hay que tener presente que todo deberá ser en el marco de las posibilidades de cada establecimiento. Y hoy estimo que los establecimientos no están diseñados como para lograr que todos los internos puedan trabajar. Pero sí se puede trabajar sobre ello.

-¿Le parece ajustado un beneficio de un año como propone el Ministro?
-A simple vista me parece excesivo, pero habría que estudiarlo, analizarlo y ver cómo ha funcionado en el país que lo ha implementado. Pero diez días es muy poco y un año me parece demasiado. En la práctica, ese tiempo de beneficio no los incentiva. Y el encierro ocioso es totalmente perjudicial, y no solamente para ellos.

-¿Qué opina sobre la falta de “profesionalización de la policía” que afirmó Berni?
-Coincido totalmente y es un tema que desde hace tiempo vengo proponiendo, instruir a la policía. Es fundamental la profesionalización de las fuerzas policiales. Es el primer paso que se debe dar. Solo es voluntad política. Y espero que esta vez se pueda lograr.

-Usted había sido designado como director académico de la Escuela Vucetich, cursos que se dictaban en Rafael Obligado. ¿Cuál fue su experiencia?
-No fue buena. Juntamente con el Dr. Ongaro de Rojas, y el fiscal general de Pergamino, Dr. Mario Gómez, tuvimos muy buenas intenciones, y el fin nuestro era “formar” al personal que había elegido ese camino, si era posible con vocación, y no solamente como una salida laboral; prepararlos, enseñarles el Código, cuáles serían sus funciones, sus derechos y obligaciones; saber instruir un sumario, trabajar a la par de los fiscales, y para ello debían fundamentalmente conocer el código de procedimiento, y demás leyes. Y que solo permanecieran aquellos que demostraban capacidad para ello. Pero no fue así, primaba la cantidad sobre la calidad, y por ello nos vimos obligados a apartarnos. Recalco que era una función que habíamos asumido ad-honorem, no cobrábamos dinero por ello. Los tres le habíamos puesto la mejor de las intenciones, pero lamentablemente nuestras propuestas no tuvieron terreno fértil.

-Refiere que hace un tiempo había propuesto esta idea de profesionalización policial. ¿A quién se la hizo?
-Lo he conversado con el actual Intendente, incluso con nota a quien ese momento era Ministro de Seguridad. No obtuve respuestas.

COMENTARIOS