None
SE RECUPERA EN SU DOMICILIO DEL BARRIO

Dieron de alta al camionero que tuvo un grave accidente, al chocar con un tren

Patricio Zárate (28 años), sufrió la amputación parcial del brazo derecho tras el siniestro del 31 de julio pasado

Patricio Zárate Acosta, camionero oriundo de Florentino Ameghino pero radicado en Junín desde hace casi veinte años, recibió el alta tras el grave accidente sufrido en la mañana del sábado 31 de julio, en la provincia de Santa Fe.
Tras estar internado más de diez días en la Clínica "La Pequeña Familia" de nuestro medio, centro asistencial al que llegó luego de ser trasladado desde Cañada de Gómez, Patricio regresó a su hogar, sito en calle Teodoro Fels, a metros de Discépolo, en el barrio "Prado Español", donde continuará con su recuperación, que motivó la amputación parcial de su brazo derecho, por encima del codo.
Recordemos que el ame-ghinense, tras la colisión del camión que guiaba contra un tren, estuvo unas tres horas dentro de la cabina del transporte a su cargo, ya que fue ímproba la tarea de los bomberos que llegaron al lugar del hecho para poder sacarlo de ese lugar, literalmente destrozado por el impacto.
Una vez sacado de la cabina, Zárate fue conducido a la Clínica "Centro "de la ciudad de San Jorge, cerca de Cañada de Gómez, lugar este último donde se produjo el accidente.
El mismo se generó a las 9 de la mañana del sábado 31 pasado, en el cruce ferroviario de ruta provincial 66 y las vías del ex ferrocarril "General Belgrano", a pocos metros del acceso sur de la ciudad santafecina de Cañada de Gómez.
Allí, el camión Ford "Cargo" que guiaba Zárate y en el que se transportaba leche para la empresa "La Serenísima" (desde Córdoba a Junín), colisionó violentamente contra el primer vagón de un tren de cargas que transportaba azúcar y viajaba hacia la ciudad de Rosario.
El chofer pudo ser rescatado del habitáculo y con mucho esfuerzo por parte de los bomberos, ya que sus piernas estaban atrapadas entre los hierros retorcidos del camión.
El transportista herido se habría encandilado por el sol de frente y no vio al tren que circulaba por las vías y salvó su vida de milagro, para alegría de su esposa, hijos (dos nenas de 9 y 4 años y un varoncito de 4 meses), padres, otros familiares y seres queridos, quienes estuvieron a su lado durante la internación en "La Pequeña Familia".n

COMENTARIOS