MÁS DE 100 RODADOS INCAUTADOS

La mitad de los integrantes de la banda que cometía “cuentos del tío” pagó la fianza

La organización delictiva había sido desarticulada la semana pasada, tras procedimientos en Junín y otras ciudades del país. El dinero -producto de las estafa- era invertido especialmente en vehículos de procedencia legítima que colocaban en el mercado automotor.

Durante la semana, los 16 detenidos, integrantes a la banda delictiva desarticulada la semana pasada que tenía base en nuestra ciudad, declararon en el Juzgado Federal de Junín, en el marco de causas por lavado de activo, estafas y asociación ilícita.
Tras pagar la fianza, de entre 300 y 500 mil pesos, la mitad de los malvivientes ya quedan en libertad, pero siguen imputados por el delito de “Estafa, lavado de dinero y asociación ilícita”. Cabe destacar que 14 acusados son juninenses.
Tras más de 30 allanamientos en Junín y en otras ciudades del país, se había logrado desbaratar esta organización que cometía estafas y compraba automóviles de procedencia legítima para blanquear el dinero. Además, adquirían vehículos robados, que luego vendían con documentación falsa. Se incautaron más de 100 rodados, 1.500.000 pesos, 5 mil dólares y pesos chilenos; y se capturaron a 16 hombres. Los hechos se suscitaban en la Región, Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y en provincias del norte argentino.
Con intervención del Juzgado Federal de Junín, a cargo del Dr. Héctor Plou, la investigación había iniciado en abril de 2017 en conjunto del personal de la DDI local.

En su desarrollo, se pudo comprobar que el grupo de personas, que forman parte de dos familias, (padres e hijos) organizaban y perpetraban delitos. También participaban sujetos fuera el ámbito familiar. En principio surgieron hechos bajo la modalidad del "cuento del tío", con los que, mediante artimañas telefónicas, lograban engañar a adultos mayores, que entregaban dinero a falsos "contadores" o "gerentes" de bancos que se presentaban en sus domicilios.

Ante el avance de las pesquisas, se detectaron otros delitos como la compra con cheques apócrifos. También, dicha organización poseía contacto con malvivientes que sustraían vehículos en el Gran Buenos Aires que, luego, eran adulterados en sus numeraciones y se falsificaban las documentaciones.
Dichos rodados eran trasladados a Junín y la zona para ser vendidos a ocasionales compradores, quienes los adquirían de buena fe. En tal sentido se advirtió la colaboración de gestores, para la manipulación de documentos y demás tramites vehiculares, que ayudaban o facilitaban el desarrollo de dichos "negocios".
Finalmente, se comprobó que el dinero -producto de las acciones indebidas -era invertido especialmente en vehículos de procedencia legítima que luego eran colocados en el mercado automotor para la comercialización.
En total se realizaron 32 allanamientos, 24 de ellos efectivizados en nuestra ciudad (con 14 juninenses capturados), dos en Moreno, uno en Morón (con dos aprehendidos), dos en Córdoba, dos en Catamarca y uno en Corrientes.

COMENTARIOS