El hecho ocurrió en una verdulería de Siria y Sarmiento.
El hecho ocurrió en una verdulería de Siria y Sarmiento.
A MANO ARMADA

Asaltó a una verdulera y amenazó con llevarse al nieto si no le daba más dinero

En un primer momento, la víctima le entregó 10 mil pesos, suma que no le alcanzó al malhechor que se terminó llevando $ 59 mil. Habría ingresado por la parte trasera del local -de Sarmiento y Siria- ya que las cámaras de seguridad no lo muestran entrar por el frente. La hija de la damnificaba intervino para que no se lleve a su hijo.

En la mañana de ayer, la dueña de una verdulería, ubicada en calles Sarmiento y Siria, vivió momentos de tensión cuando fue asaltada por un malviviente a cara descubierta, quien además, intentó llevarse a su nieto de 2 años.
La mujer, que se encontraba en la parte trasera del local -fraccionando dulce- fue sorprendida por un hombre armado que le apuntó directo en la cara, exigiéndole dinero. Habría ingresado por la parte trasera de la propiedad, ya que en las cámaras de seguridad de la vía pública no se lo observa entrar por la puerta principal.
Según pudo saber este diario, en un primer momento, la víctima le hizo entrega de 10 mil pesos que tenía guardados para pagarle a un proveedor, suma que al ladrón no le alcanzó, por lo que comenzó a agredirla.
En ese instante, una criatura de 2 años, nieto de la señora, se hizo presente en la escena, tras escuchar los gritos que le despertaron curiosidad. El atacante, sin dudarlo, atinó a llevarse al bebé por los techos de la finca si no aparecían más billetes.
La hija de la damnificada, también alertada por el hecho, intervino en la escena y forcejeó con el malhechor para recuperar a su hijo, situación que derivó en que la trabajadora le entregue más dinero. La suma total robada fue de 59 mil pesos.

Logró escapar
Además del personal policial, concurrió una ambulancia de Intermed, debido a que la propietaria del comercio presentaba una crisis nerviosa.
De inmediato se montó un operativo de búsqueda y rastrillaje, a la vez que los investigadores comenzaron a llevar adelante una ardua tarea para la dilucidación del hecho, recurriendo también a imágenes que pudieran aportar cámaras de seguridad que hubiera en el Barrio Belgrano.

COMENTARIOS