Personal policial debió concurrir a la vivienda del presunto abusador, ya que vecinos y familiares de la menor presuntamente ultrajada querían quemar la propiedad.
Personal policial debió concurrir a la vivienda del presunto abusador, ya que vecinos y familiares de la menor presuntamente ultrajada querían quemar la propiedad.
EL HECHO HABRÍA OCURRIDO HACE MÁS DE UN MES

Denunciaron un “abuso simple” en barrio “Ricardo Rojas”

Recién ayer, la niña –de 5 años- presuntamente ultrajada contó el hecho a su familia y quisieron quemar la casa del imputado.

Una mujer de 40 años, residente en el barrio “Ricardo Rojas”, denunció que un sujeto (iniciales D.C.) habría agredido a su hija, de cinco años, durante el día de la madre pasado, el domingo 20 de octubre.
Recién ayer, la niña habría contado la pesadilla que vivió hace cinco semanas. En principio la Investigación Penal Preparatoria iniciada caruló el caso de “abuso simple”, por parte del sujeto, quien sería un allegado a la familia de la niña presuntamente ultrajada, por lo cual se iniciaron rápidamente las investigaciones.

Quisieron quemarle la casa al imputado
Poco después, en el atardecer de la víspera, familiares y allegados de la denunciante y de su hijita, habrían intentado quemar la vivienda del presunto abusador, pero ello no se concretó porque se montó un rápido operativo policial, con la participación de móviles y efectivos del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) y de otras dependencias locales de la fuerza pública, lográndose controlar a los vecinos.

COMENTARIOS