Diego Mendoza, en TeleJunín.
Diego Mendoza, en TeleJunín.
ENTREVISTA CON TELEJUNÍN

“Hice lo que aprendí en el curso de RCP”, dijo el policía que le salvó la vida al bebé

Con maniobras de primeros auxilios, el oficial Diego Mendoza revivió a un menor de un año que había sufrido un paro cardiorrespiratorio mientras estaba tomando la mamadera. El hecho ocurrió en la colectora de Ruta 7, donde una familia se encontraba detenida con su camión.

El domingo por la noche, un bebé que se encontraba con sus padres, oriundos de Olavarría, en inmediaciones del supermercado Chango Más, sufrió un paro cardiorrespiratorio mientras estaba tomando la mamadera.
Tras escuchar los gritos de pedido de auxilio, el oficial de policía juninense, Diego Mendoza, quien se encontraba trabajando en el lugar, le realizó maniobras de primeros auxilios y logró sacarlo del paro: le salvó la vida.
Minutos más tarde, una ambulancia de Intermed trasladó al menor de un año al Hospital Interzonal, donde fue estabilizado.


“No estaba respirando”
En el estudio de TeleJunín, Mendoza brindó detalles del momento que le tocó vivir. “Me encontraba haciendo un adicional en el supermercado. A las 22 cerraron las puertas y, cuando me estaba dirigiendo a mi vehículo a llevar una carpeta en la playa de estacionamiento, vi que sobre colectora había un camión estacionado con una familia que gritaba pidiendo auxilio”, contó.
“Había un menor inconsciente, que no estaba respirando. Su madre me comentó que estaba tomando la mamadera y se había ahogado. Lo primero que se me vino a la cabeza fue hacer lo que me enseñaron en el curso de RCP y lo puse en práctica. Con mi hija también me pasó cuando era chiquita”, afirmó.
“Este bebé tenía un año y un mes. Mientras estaba haciendo las maniobras, le solicite a una empleada y a un camionero que llamen a la ambulancia, ya que es normal que los padres estén nerviosos y no puedan hacerlo”, informó.

“Hace 15 años que estoy en la fuerza. Y hace unos seis años se empezaron a dictar estos cursos, que son muy útiles para nosotros que somos personal de calle, porque es donde suceden las eventualidades. Muchas veces hemos llegado antes que la ambulancia, por lo que es muy importante estar capacitado”, confirmó.
Tanto Lisandro Wiersima como Rocío Burnet, padre y madre del pequeño, se manifestaron profundamente agradecidos con el policía de nuestra ciudad por haberle salvado la vida a su hijo.
“Luego de ser trasladados en la ambulancia me comuniqué con el padre, que estaba muy agradecido y, también, preocupado porque su hijo seguía internado en el Hospital”, subrayó Mendoza.

COMENTARIOS