None
MARIA ESTHER BRAVO DE LOPEZ, DE 45 AÑOS, ERA SINDICALISTA DE ATE

Muere una juninense tras un gravísimo accidente de tránsito ocurrido en la provincia de Entre Ríos

Viajaba con su esposo y tres de sus cuatro hijos hacia Cataratas. Los jóvenes debieron ser internados y, al cierre de esta edición, Pablo y Fernando López, de 14 y 17 años, continúan en estado delicado.

La inseguridad vial destrozó a una familia de nuestra ciudad en las últimas horas del jueves. María Esther Bravo de López, de 45 años, falleció tras un tremendo accidente sucedido en la provincia de Entre Ríos, en inmediaciones de la localidad de Basavilbaso.
Bravo viajaba con su esposo Néstor López, de 44 años -operario en la fábrica de pastas  Patay, quien sólo sufrió golpes y esco-riaciones- y tres de sus cuatro hijos.
Daniel, de 26; Fernando, de 17; y Pablo, de 14, estaban en el auto. Todos debieron ser atendidos, pero, al cierre de esta edición, los  más afectados son Fernando y Pablo quienes presentan fracturas múltiples y debieron ser intervenidos quirúr-gicamente, siendo su estado muy delicado.
Bravo de López, de 45 años, era prosecretaria de finanzas de ATE y auxiliar. En la actualidad cumplía funciones en la secretaría de Inspección, además de ser representante gremial ante el Consejo Escolar.

El hecho

El viaje comenzó el jueves, en horas cercanas al mediodía, cuando la familia salió  rumbo a las Cataratas en un automóvil Honda Fit con patente IUD-685.
Alrededor de las 19.30, cuando circulaban por la Ruta 20, a unos 700 metros al norte de la intersección con la Ruta 39, frente al parque termal Basavilbaso, se produce la colisión, en forma prácticamente frontal, con un camión Mercedes Benz 9130, dominio SJG 274, conducido por Claudio Fabián Hilda, de 35 años de edad, y oriundo de la localidad de Basavilbaso.
Como consecuencia del violento impacto, muere en forma instantánea Bravo de López. El resto de la familia fue asistida por personal del cuerpo de bomberos voluntarios de Basavilbaso, que debieron trabajar para poder retirarlos del interior de la unidad en la que habían quedado atrapados y atados con los cinturones de seguridad correspondientes.

El rescate


Una vez rescatados, fueron trasladados al Hospital Sagrado Corazón de Jesús. Dada la gravedad de al menos uno de los adolescentes -Pablo, de 14 años- se resolvió esa misma noche el traslado a Hospital Justo José de Urquiza, un centro asis-tencial de mayor complejidad situado a unos 60 kilómetros del lugar del choque.
Tras el impacto, el auto quedó posicionado en dirección a Junín, por lo que se presumen dos posibilidades: una equivocación al tomar la ruta en un cruce por el que habían pasado poco antes, o que estuvieran buscando un lugar para hacer noche y descansar ante la distancia que debían recorrer.
El automóvil Honda quedó completamente destruido sobre el pavimento. Testigos del hecho informaron que los airbags funcionaron correctamente, pero no fueron suficiente protección para Bravo de López. En tanto, el camión, quedó sobre la banquina izquierda con pocos daños: el conductor no presentó más que algunos golpes leves.
Tras el tremendo accidente, la ruta quedó cortada por espacio de unos 45 minutos, tiempo que duró el trabajo de las ambulancias y de la policía científica.
El periodista de FM Riel, Silvio Gorge, quien estuvo en el lugar del accidente, contó a DEMOCRACIA que ese sector de la ruta está en muy malas condiciones y es desde hace mucho tiempo un reclamo permanente de vecinos del lugar.

COMENTARIOS