Pasto y árboles quemados, una imagen desoladora que generó preocupación en los vecinos del pueblo.
Pasto y árboles quemados, una imagen desoladora que generó preocupación en los vecinos del pueblo.
SINIESTRO FORESTAL

Voraz incendio en un monte cercano al camino a la localidad de Morse

Se estima que entre 60 y 80 efectivos estuvieron abocados ayer a controlar el siniestro con agua de los autobombas de Junín y siete reparticiones más de bomberos voluntarios de la zona.

Un incendio de grandes proporciones en un monte cercano a la Ruta 46, camino a Morse, obligó a bomberos del Destacamento de Junín y de otras localidades vecinas, a trabajar en forma conjunta.
El siniestro comenzó el lunes y continuó ayer, incluso avanzada la tarde todavía no habían podido sofocarlo, habiendo afectado entre 50 y 100 hectáreas aproximadamente, según datos proporcionados por Bomberos de Junín a diario Democracia.
Estuvieron trabajando bomberos de Alberti, Bragado, 25 de Mayo, O’Brien, Baigorrita, Comodoro Py, Morse y Junín, con la colaboración de la Municipalidad de Junín, respecto a poner a disposición camiones cisternas.


“Estamos tratando de controlarlo para que no llegue a la ruta”, dijo la fuente.
Según los datos proporcionados, hasta el momento solo afectó un monte y pastizales.
Consultado si había problemas de visibilidad en la Ruta 46, señaló que por las dimensiones del incendio, estaba afectada pero lo que querían evitar era que las llamas llegaron a esa arteria provincial.

“Lo que se quiere es cortar el incendio. Tratan de hacer una calle para cortar el incendio con discos de arado, regadores, todos los autobombas cosa que cuando llegue, sofocarlo. El problema es que viene por abajo (los pastos) y por arriba, las copas de los árboles, de varios metros de altura. No es nada simple”, dijo.
Según lo expuesto, el primer cuerpo de bomberos que intervino fue el de Morse, luego los de Junín, a cargo del comisario Sergio Masone y después, los mismos bomberos voluntarios de Morse empezaron a convocar a sus pares de la zona.


Ayer todavía no se había podido determinar el origen del siniestro, cuyo inicio se estima que fue a la tarde del lunes, siguió a la noche y continuó durante la víspera.
Al mediodía de ayer comenzaron a llegar los autobombas de la región y durante toda la tarde estaban trabajando en el lugar.

COMENTARIOS