“Intentó huir del lugar”

El 2 de septiembre de 2016, Valeria y su hija Clara viajaban desde Arenales hacia Arribeños cuando fueron embestidas de manera frontal por una camioneta F-100 conducida por el hombre (53 años ese año) oriundo de Junín.
“Salía del campo hacia Arenales, me sobrepasó un auto que se tira a la banquina y luego veo a los accidentados. Descendí, había silencio, y vi al hombre de la camioneta haciendo para atrás y adelante a unos 15 metros de la ruta, ya que estaba encajado cerca del alambrado”, afirmó Alejandro Carusso.
“Me pidió ayuda para sacar su vehículo porque tenía que ir a trabajar y me preguntó qué hacía el Peugeot 207 volcado. Fue muy confuso porque su camioneta estaba en marcha y el auto destrozado. Estaba muy oscuro, pero la trompa de esa utilitaria estaba marcada, pero él insistia en que no tenía nada que ver”, agregó. “’Yo estoy medio shokeado, pero no tengo nada que ver’, me repitió”, confirmó.
“Sacame de acá”, le dijo Lucero a Ricardo Giles, otro conductor que detuvo su marcha en el lugar del hecho. “Le apagué la camioneta y le dije que no podía irse. Le trabé la puerta hasta que llegó la policía y decía que estaba trabajando. Tenía roto el guardabarro y la trompa. Era una camioneta del ferrocarril con las ruedas para acoplarse a las vías. Había olor etílico cuando le hablaba dentro del habitáculo y tenía sangre en el rostro”, dijo.

COMENTARIOS