El revólver era transportado en una maleta, tipo de herramientas.
El revólver era transportado en una maleta, tipo de herramientas.
HOY SERÁ INDAGADO

Exmilitante del PRO de General Pinto quiso ingresar armado a la Rosada a ver a Macri

Fue detenido por el personal de seguridad antes de ingresar al edificio gubernamental. Portaba un maletín con un revólver magnum. El Presidente estaba reunido con la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Un hombre armado con un revólver Magnum 44 quiso ingresar ayer a la Casa Rosada para ver al presidente Mauricio Macri, aunque la maniobra fue advertida por el personal de seguridad que logró la detención del sospechoso, informaron oficialmente.
Se trata de un hombre identificado por la policía como Francisco Ariel Muñiz (36), quien tuvo en el pasado vínculos con el PRO en su ciudad natal, General Pinto, y que actualmente trabaja como artesano en los alrededores de la Casa de Gobierno.
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que el sospechoso es “una persona que puede tener algún tipo de problema y evidentemente hay que hacerle análisis psiquiátricos” y confirmó que tiempo atrás este mismo hombre le envió un obsequio al presidente Macri "un poquito extraño", ya que se trató de "un hacha".
El hecho ocurrió ayer por la mañana cuando el hombre, que portaba un maletín plástico similar al que se utiliza para transportar herramientas, se presentó en una de las entradas a la Casa Rosada y dijo que tenía una reunión con el presidente Macri.
Según las fuentes policiales, al constatarse por parte del personal de seguridad de la Casa Rosada que la audiencia con el Presidente no existía, se le dio el dato a los efectivos de la Policía Federal que custodian la zona exterior para que lo detengan.
En ese momento, el hombre arrojó el maletín por entre las rejas que bordean la Casa Rosada y escapó del lugar, aunque los policías lo siguieron y lograron detenerlo en la boca de la línea A del subte ubicada sobre la calle Balcarce e Hipólito Yrigoyen.
Los expertos en explosivos de la Policía Federal que revisaron el maletín, hallaron que dentro había un revólver Magnum 44 marca Taurus, según precisó un comunicado de Presidencia de la Nación.
Bullrich aseguró hoy que los mecanismos de prevención y seguridad “funcionaron” con normalidad y que el arma que hallaron dentro del maletín “tenía la numeración limada y no tenía balas”.
“Las primeras palabras que dijo es que quería llamar la atención porque había pedido varias entrevistas, y en todas ellas había sido derivado a los lugares adecuados de acuerdo a la solicitud”, expresó Bullrich, en declaraciones que formuló luego de una reunión del gabinete nacional que encabezó el presidente Macri.
Respecto a la persona detenida, la ministra dijo que “el año pasado había enviado un regalo un poquito extraño, un hacha, así que es una persona a la que evidentemente hay que hacerle análisis psiquiátricos, y ahora vino con este revólver”.
“Creemos que es una persona que puede tener algún tipo de problema, ahora se lo va a derivar para que le realicen análisis médicos”, indicó Bullrich, quien agregó que “tiene un problema, de acuerdo a lo que él mismo dijo, aunque habría que confirmarlo, de vinculación con su hija, a la que hacía cuatro años que no la veía y por eso había pedido un contacto con las oficinas de Cercanía de Justicia”.
Fuentes oficiales aseguraron que Muñiz era un ex militante del PRO en su General Pinto natal, en la provincia de Buenos Aires, donde participó como candidato suplente en alguna elección de esa ciudad.
El hombre quedó a disposición del juez federal Ariel Lijo, quien ordenó que sea indagado hoy por la mañana. Está acusado del delito de "intimidación pública".
El caso no es el primero que ocurre en torno a la seguridad de la Casa Rosada. El 21 de junio del 2017 un Renault 19 gris traspasó la valla perimetral de hierro de la Casa de Gobierno mientras circulaba por la calle Hipólito Yrigoyen hacia el Bajo, y el conductor, con problemas psiquiátricos, fue detenido.
En tanto, en la madrugada del 2 de septiembre de ese mismo año dos jóvenes aparentemente en estado de ebriedad fueron detenidos por la Policía Federal cuando intentaban ingresar a la Casa de Gobierno por la plaza que se encuentra en la parte de atrás.
Al ser interrogados, los sospechosos dijeron que estaban jugando una “apuesta” para comprobar quién se animaba a cruzar el cerco, informaron las fuentes.

COMENTARIOS