Aumentó la cantidad de delitos en la Región.
Aumentó la cantidad de delitos en la Región.
SEGÚN ESTADÍSTICAS OFICIALES

En la Región crecieron más de un 20% los robos y la mayoría no tiene imputados

En el Departamento Judicial de Junín se cometen unos 35 delitos por día, mientras que el porcentaje de ilícitos se incrementó un 13,4%, al pasar de 11.455 en 2017 a 12.994 en 2018. Las causas por tráfico de drogas subieron un 23,3% interanual.

Unos 35 delitos por día se cometieron el año pasado en la Región, según el último informe estadístico del Ministerio Público Fiscal de la provincia de Buenos Aires, al que tuvo acceso Democracia. En efecto, en 2018 se registraron 12.994 ilícitos, un 13,4% más que en 2017, situación que enciende luces de alarma y evidencia un incremento de las causas por distintos hechos delictivos.
En este escenario, sobresalen los aumentos en ítems sensibles para la seguridad de los ciudadanos, como el aumento del 19,9% interanual de los robos (los robos agravados por el uso de armas crecieron un 6,2%) y el avance de los hurtos (+38,6%), cifra que es aún superior si se contempla la suba de los robos y hurtos cometidos por menores (ver recuadro).
También aumentaron las causas por tráfico de drogas ilícitas (+23,3%); las amenazas (+17,4%); y los delitos contra la integridad sexual (+34,6%), aunque los casos de abusos sexuales con acceso carnal descendieron un 9,1%, al pasar de 33 violaciones en 2017 a 30 el año pasado.

Pocos imputados
El otro dato que arroja gravedad a un panorama de por sí complicado en materia de seguridad es que la mayoría de los delitos denunciados no tiene imputados. De hecho, la sumatoria de Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) de 2017 y 2018 arroja un total de 24.449 delitos, de los cuales solo 2148 tiene imputados.
En el plano de los homicidios, en 2017 hubo dos y el año pasado, cuatro (un 50% más), mientras que las tentativas de homicidio descendieron de 11 en 2017 a 7 en 2018.
No deja de ser preocupante, a su vez, que los delitos de estafas, entre los que se encuentran los llamados “cuentos del tío”, generalmente perpetrados a jubilados, crecieron un 55%, al pasar de 249 en 2017 a 386 en 2018.
En diálogo con Democracia, Luis Chami, coordinador de Seguridad del municipio de Junín, afirmó: “El año pasado no hemos tenido picos de delitos, como tuvimos el verano pasado, hubo una meseta, de un promedio de 70 delitos mensuales, pero sí hay otros distritos que están complicados, y que incluso siendo más chicos que Junín tienen niveles más altos de delincuencia”.
Con respecto a las causas en las que no hay imputados, el funcionario afirmó: “Muchas veces los jueces consideran que faltan pruebas y no los imputan, es lo que venimos reclamando, porque hay demasiadas garantías, yo quiero jueces garantistas pero no abolicionistas. En el último tiempo se ha ido mejorando en este sentido”.

En la Provincia
Unos 2.400 delitos en promedio se cometieron por día el año pasado en la provincia de Buenos Aires, pero en la mayoría de esas causas no hay imputados ni sospechosos de los crímenes, según datos oficiales.
En total, las IPP de 2018 alcanzaron las 876.924, de acuerdo a la sumatoria de las iniciadas en el fuero Criminal y Correccional y el de Responsabilidad Penal Juvenil. No obstante, los delitos cometidos por menores fueron 26.016, lo que representa solo el 2,9% del total. Y se mantiene sin variaciones respecto a 2017, cuando se iniciaron 26.026 causas, 10 más que el año pasado.
En la mayoría de las IPP de 2018 no hay imputados ni sindicados como sospechosos. En rigor, solo 36.739 de las instrucciones del fuero Criminal y Correccional (850.908) tienen al menos un imputado al que se le tomó declaración, lo que representa el 4,3% del total. En casi la mitad (420.841) el autor del delito es ignorado, mientras que en 393.328 casos hay un autor sindicado, es decir, sospechoso o mencionado como posible autor de un hecho ilícito, pero que no ha prestado declaración.
Según surge de los datos comparativos entre 2017 y 2018 del fuero correccional, este último año hubo 52.423 instrucciones más que el anterior, es decir, los delitos crecieron un 6,6%. En ese marco, el homicidio en ocasión de robo aumentó un 25%, pero vale aclarar que esa figura representa sólo el 2,9% del total de los homicidios (tentados y consumados), que el año pasado bajaron un 5% respecto a 2017.
Los secuestros extorsivos, en tanto, crecieron un 50%. Mientras que en 2017 hubo 36, en 2018 se registraron 54, sólo del Fuero Correccional. Según se desprende del Fuero Penal Juvenil, menores de edad realizaron cuatro delitos de este tipo en 2018, mientras que en 2017 se registró sólo uno.
Respecto a los homicidios, según los datos del en el fuero juvenil, menores de edad cometieron 13 homicidios en ocasión de robo el año pasado, tres más que en 2017. Los homicidios consumados por menores en 2018 fueron 55, mientras que hubo 97 en tentativa. En 2017, 47 se consumaron y 105 fueron en grado de tentativa.

COMENTARIOS