TESTIGOS EN EL JUICIO A MARTÍN EDER

Declararon que el conductor del Audi que mató a Hernández estaba alcoholizado

“Tenía aliento etílico”, dijeron algunos de quienes prestaron testimonio ayer a la mañana, en el juicio oral y público a Martín Eder, quien protagonizó un accidente fatal en ruta 7, en enero de 2015.

Tal como estaba previsto, en los Tribunales de Junín, en la mañana de ayer dio inicio el juicio oral y público a Martín Horacio Eder, oriundo de Vedia, donde se ventila un hecho fatal ocurrido en accidente de tránsito el 4 de enero de 2015, a las 7 de la mañana aproximadamente, cuando murió Manuel Hernández, de 19 años de edad.
La primera audiencia se llevó a cabo en la sala del 6° piso del Palacio de Tribunales (Mayor López y Mitre), siendo presidida por el juez Jorge Cóppola, a cargo del Juzgado Correccional N° 3 del Departamento Judicial Junín.
El único imputado, en la causa caratulada Homicidio culposo calificado y lesiones leves culposas, en concurso real, es Martín Eder, de 42 años de edad, productor agropecuario, radicado en la ciudad de Vedia.
La defensa está a cargo del abogado Darío de Ciervo, en tanto que el fiscal es el doctor Esteban Pedernera. Los representantes de la familia de la víctima Hernández son los abogados Mauricio Muñoz y Edgardo González.

El hecho
El hecho que se ventila en esta causa ocurrió en la Ruta Nacional N° 7, a la altura del km 303, alrededor de las 7 de la mañana del 4 de enero de 2015, cuando impactaron un automóvil Audi guiado por Martín Eder, quien circulaba en el sentido Junín-Vedia, y un Peugeot 206, conducido por Manuel Hernández (de 19 años), acompañado por Gustavo Rodríguez Galván y Brian Campos, quienes por entonces tenían 24 y 21 años, respectivamente.
Como consecuencia del impacto, el Peugeot volcó y fue a parar al costado de la banquina, en tanto que el Audi, continuó su derrotero hasta el alambrado del campo.
En el lugar falleció Hernández, en tanto que sus acompañantes resultaron con lesiones leves.
El conductor del Audi, resultó ileso. Según lo expuesto por el fiscal, Eder tenía en la sangre un grado de alcohol superior al permitido para conducir.

Testigos
El primero en declarar fue Mariano Tessone, quien había organizado en el Viñedo Las Antípodas de Junín, un evento social nocturno, el 3 de enero de 2015.
El hombre declaró que Eder estaba entre los invitados aquella noche. Preguntado si en la oportunidad se consumían bebidas alcohólicas, el testigo dijo que allí había para beber vinos, cerveza, gaseosas, entre otras bebidas, pero que sí, generalmente se bebía alcohol.
Ezequiel Asurabarrena, bombero de Vedia, quien circulaba por la ruta 7 al momento del accidente, prestó declaración ante el juez, en la sala de audiencias.
Este testigo declaró que iba con su familia a Buenos Aires, habiendo partido desde Vedia. Que cuando pasó por el lugar del accidente vio un auto volcado en la banquina y que le pareció que el conductor había fallecido.
Dijo que él atendió a los jóvenes acompañantes, proporcionándoles primeros auxilios.
Respecto al otro auto accidentado, declaró que lo vio bastante más alejado de la ruta y que recién vio al conductor (Eder) cuando venía caminando con un bombero, reconociendo que era una persona de Vedia.

“Aliento etílico”
A continuación declaró el policía Reynoso, quien hizo actuaciones en el accidente, fue quien pidió una ambulancia y llamó a los bomberos. Dijo que el camino era recto, no había ninguna curva, que tampoco había algún trabajo vial, no llovía y era de día.
Manifestó que al momento de llegar él, el conductor del Peugeot había fallecido, según lo dicho por un bombero que estaba en el lugar, y que en el otro auto viajaba Eder, un hombre de Vedia, a quien conocía de vista.
Dijo que cuando lo vio, este estaba apoyado sobre el baúl del auto, que a simple vista le pareció que no estaba lesionado.
A la pregunta si sintió que Eder tenía olor a alcohol, el policía dijo que sí. “Tenía aliento etílico”, afirmó.
Respecto al otro auto accidentado, el policía dijo que tomó los datos a los jóvenes, a quienes también sintió olor a alcohol, lo mismo que al joven fallecido, del cual dijo haber estado muy cerca porque le tomó los signos vitales.
Elba Perchante, vecina de Junín, que viajaba rumbo a San Luis por ruta 7, vio el accidente donde murió Hernández, declaró en el juicio que el conductor del Audi (de color blanco) estaba muy borracho, y que instantes antes de ocurrir el accidente lo vieron pasar a mucha velocidad, entre 160 y 180 km por hora.
Dijo que ella y otra persona venían en un Gol Trend, guiado por este último, quien había comentado este detalle, porque el Audi los pasó a gran velocidad y siguió su camino por la mano contraria, hasta que se produjo el accidente.
Respecto al zigzagueo de este auto que también refirió la testigo, dijo que el conductor del vehículo en el que ella viajaba lo había visto por el espejo retrovisor, momentos antes de que los sobrepasara y luego chocara.
Según lo expuesto por esta vecina, fue a asistir a los accidentados, vio que uno de ellos estaba prácticamente sin vida, que uno de los acompañantes decía que Manuel no se despertaba.
En lo que hace al conductor del Audi, dijo que en este caso el auto estaba bastante lejos, que vio al conductor. “Yo le hablé porque él no podía hablar, estaba completamente borracho, no se podía mantener en pie”, afirmó.
“Sos un H. de P. porque estás borracho y mataste al otro chico del auto”, dice que le dijo a EDER en aquella oportunidad.
El defensor De Ciervo le preguntó a la testigo si ella tenía alguna relación con la familia del fallecido, a lo cual respondió que no, que a la mamá la conoció cuando fue a declarar en fiscalía. Y que a lo abuelos los conocía hace muchos años atrás, que no los había vuelto a ver hasta que fue citada en esta causa, el 21 de abril del 2015, puesto que ella había viajado a San Luis y que recién en esa fecha fue a declarar, ya que le había dejado sus datos a la policía de Vedia que intervino en el accidente.

El acompañante
Gustavo Rodríguez Galván, joven quien junto con Brian Campos, acompañaban a Manuel Hernández, declaró que habían ido a una inauguración de un boliche en Vedia y estaban de regreso a Junín cuando ocurrió el accidente.
“Yo tomé alcohol, Brian no consumió y Manuel, no sé”, afirmó este testigo ante el estrado del juez Cóppola.
“Vimos que por la mano nuestra de la ruta venía a lo lejos un bulto que estaba sobrepasando vehículos, por lo menos dos, por la mano contraria y con las luces apagadas”.
Según lo expuesto, tras el impacto en el frontal izquierdo del Peugeot, Manuel volanteó y el auto hizo un trompo, quedando dado vuelta, en medio trompo. El Audi, a todo esto, fue a parar muy lejos, casi contra un alambrado, de acuerdo a lo dicho por este importante testigo.
“Manuel no contestaba y Brian tampoco, luego este reaccionó, pero Manuel no, no respondía”, manifestó Gustavo Rodríguez.
“Bajé del auto, a Brian lo recostamos en el piso. Recuerdo a una señora rubia que estaba ahí, me abraza y me dice que mi amigo no iba a despertar”, declaró.
En cuanto a cómo estaba el conductor del Audi, el joven dijo “estaba raro”, “se tambaleaba”, “se apoyaba en el auto”.
Este testigo, que iba en el lugar del acompañante en el Peugeot dijo que él estaba viendo el velocímetro, que marcaba entre 100 y 120 cuando Manuel soltó el acelerador, porque el Audi se les venía encima. Dijo que había sido todo muy rápido, que vieron el auto de frente con las luces apagadas.
Respecto a la asistencia de policías y bomberos, afirmó que vinieron enseguida, más o menos en media hora estaban en el lugar del accidente.

Continuación
Hoy, a las 9, continúa la audiencia en el juicio que se le sigue a Eder, en el 6° Piso de Tribunales.
Está previsto dos teleconferencias con dos peritos que no son de Junín y van a declarar en este juicio.

COMENTARIOS