Imagen del momento de la captura en Dubai, Emiratos Árabes.
Imagen del momento de la captura en Dubai, Emiratos Árabes.
TRIPLE HOMICIDIO

Pedirán la deportación de los asiáticos sospechosos de matar a los tres chinos

Lo afirmó la fiscal Vanina Lisazo, que aclaró que están buscando un traductor para elaborar un comunicado en árabe y enviarlo a Interpol de Emiratos. Los acusados del crimen, ocurrido en el supermercado, fueron capturados el viernes en Dubai, tras escapar de Junín.

La fiscal Vanina Lisazo, que lleva adelante la causa por el triple homicidio de los ciudadanos chinos en el supermercado de Junín, afirmó a Democracia que va a pedir la deportación de los asiáticos detenidos en Dubai, acusados de cometer el brutal asesinato.
La solicitud será elevada por el Juzgado de Garantías, a cargo de la Dra. Marisa Muñoz Saggese, en conjunto con la Fiscalía 1 que investiga el caso, perteneciente al Departamento Judicial de Junín.
“Ahora estamos buscando el traductor para elaborar el comunicado en idioma árabe y enviarlo a la Interpol de Emiratos”, explicó Lisazo a este diario.
El hecho ocurrió entre la noche del miércoles y madrugada del jueves (22.53 – 0.21) en el local de calles 25 de Mayo y Bernardo de Irigoyen donde fueron asesinados Weng Chan Xiu (30), alias “Eric”; su pareja, Zuang Zhehzhu (30), alias “Lili”, y Chen Whanwe (43), que eran propietarios desde hacía dos años y vivían allí.
Los sospechosos del crimen fueron detenidos el viernes en el aeropuerto de Dubai, donde aterrizaron a las 16 (hora de la Argentina) para hacer escala, ya que tenían como destino final la República Popular China.
Tras el pedido de captura internacional, en la Terminal 3, la pareja asiática estaba siendo aguardada por agentes de la PFA Interpol, que la arrestó de inmediato y la trasladó a una dependencia de la capital de Emiratos Árabes.
Según la guía del vuelo, los presuntos homicidas –identificados como Pochnzhou Hai y Pochnlin Rong- habían despegado el jueves (mismo día del crimen) a las 21.30 desde Ezeiza en el vuelo 248, en un Boeing 777 de la línea Emirates, e hicieron escala en Río de Janeiro, Brasil.
Según fuentes policiales, la única salida del país del hombre sospechoso, que se registra en Migraciones de Ezeiza, es la de la huida reciente; mientras que su pareja, desde 2015 a la fecha, registra tres viajes.
Se cree que los atacantes llegaron a Junín, a través de una página de ofertas laborales orientales, esa tarde del 27 de marzo, entre las 18 y 19, para trabajar en el comercio en el cual, horas antes del siniestro desenlace, habrían mantenido una fuerte discusión con las víctimas.
Personal ligado a la causa afirmó a Democracia que una amenaza de la mafia china derivó en el trágico asesinato dentro del supermercado. Y que, además “las víctimas habían sido intimidadas pocos días antes del ataque”.
También, trascendió que los malvivientes robaron dinero en efectivo de la caja de seguridad ubicada en el entrepiso del mercado y la recaudación del día; y la CPU en la que se encontraban las imágenes de las cámaras de video.

La fuga
Los detectives juninenses lograron interceptar y secuestrar al remís que los esperó en Chacabuco (previamente contratado) donde hicieron el trasbordo, ya que los sospechosos circulaban en el auto de alquiler que habían tomado en un principio en Junín para escapar de la escena del crimen a las 0.40 del jueves con intenciones de llegar a Retiro.
En ese vehículo arribaron a un hotel de Buenos Aires, en el que pasaron varias horas, y luego los trasladó hacia el sur del conurbano para tomar un avión con rumbo a Asia, tras pasar por una agencia de viajes en la que compraron los boletos.

COMENTARIOS