CONMOCIÓN

Cómo opera la mafia china y en qué se diferencia con el caso ocurrido en Junín

Democracia consultó a una especialista que subrayó las similitudes y diferencias entre el triple homicidio y el modus operandi de las organizaciones criminales. “Por lo general atacan a una persona por vez, para intimidarla y que paguen”, afirmó.

El asesinato de tres ciudadanos chinos perpetrado ayer, en Junín, causó conmoción y desconcierto. El caso sorprende a los investigadores por lo sanguinario, sorpresivo y hasta improvisado, ya que los sospechosos escaparon de una manera poco planificada.
Los investigadores manejan varias hipótesis y el sello de la mafia china está entre las principales. Sin embargo, al menos en lo evidente, el caso presenta ciertas diferencias en relación al modus operandi de este tipo de mafias.

No suelen atacar con cuchillos, sino con armas de fuego, puntualizó la abogada Deborah Huczek.

Democracia dialogó con la abogada Deborah Huczek, quien representa a víctimas de la mafia china en la Argentina, para entender el modo en que opera la mafia china y la especialista describió los pasos que se repiten en la mayoría de los casos.
“Generalmente dejan primero una nota extorsiva, que a veces los comerciantes pueden denunciar o no. Suelen pedirles dinero por escrito y amenazarlos de muerte. El segundo paso es una advertencia, que suelen ser disparos”, explicó.
Y agregó que “también pueden prender fuego la puerta del local cuando sus dueños están durmiendo, pero si esto hubiera ocurrido de manera previa al triple crimen, los vecinos de Junín se hubiesen enterado”.


Tal método se ha repetido en dos casos recientes. En tal sentido, hace apenas 18 días, en un supermercado chino de La Matanza, un joven oriental de 23 años fue atacado a balazos por un cliente que, minutos antes, había hecho una compra. El mismo supermercado había sido amenazado pocos días antes a través de una nota que alguien arrojó por debajo de la puerta del local.
En otro caso similar ocurrido el año pasado, la cajera de otro supermercado chino del barrio porteño de Villa Urquiza fue víctima de un ataque similar. El sicario eligió el mismo método: se hizo pasar por un cliente, se acercó hasta menos de un metro de la víctima y disparó con su arma oculta en una bolsa.
Un mes antes, el dueño de ese supermercado había recibido una llamada de un hombre que, en su idioma natal, le había advertido: "Si no me das 50 mil dólares, te mato".

Diferencias
Pero el caso de Junín presenta ciertas diferencias. “Por lo general atacan a una persona por vez, para intimidarla y que paguen; no ganan nada matando a tres personas como en este caso puntual porque no pueden cobrar nada de eso”, sostuvo la abogada.
Para la especialista, otra diferencia fundamental entre el triple crimen de nuestra ciudad y un ajuste de cuentas mafioso es el arma homicida. “No suelen atacar con cuchillos, sino con armas de fuego”, puntualizó para resaltar que matar a sus propios compatriotas a puñaladas es algo fuera del registro común.
Por eso, se apuntaría a un vínculo más personal entre las víctimas y la pareja de sospechosos que permanece prófuga. “Evidentemente conocían a los agresores, porque no hay cerraduras violentadas y los agarraron de una manera desprevenida, actuaron con alevosía. Quizás las víctimas hasta los ayudaron a llegar a la Argentina”, especuló la abogada Huczek.

COMENTARIOS