Cayó una banda de Junín que estafaba ancianos con el “cuento del tío” en la Ciudad
INVESTIGACIÓN DE LA DDI

Cayó una banda de Junín que estafaba ancianos con el “cuento del tío” en la Ciudad

Se trata de dos hombres y una mujer, todos mayores de edad. Entre enero y marzo cometieron ocho ilícitos.

Tras una investigación elaborada a raíz de estafas cometidas desde enero por efectivos policiales de nuestra jurisdicción, cayó una banda que cometía los delitos bajo la modalidad conocida como el “cuento del tío” que logró apoderarse de dinero en efectivo y joyas.

Los hechos eran perpetrados por un grupo de personas, quienes -mediante llamadas telefónicas desde diversos puntos de conexión- elegían a víctimas ancianas, ya que éstas resultan ser más vulnerables utilizando como ardid el cambio de la denominación monetaria.

Tal es así que, del resultado de la investigación con los análisis tecnológicos y demás pesquisas, los detectives de la DDI Junín lograron comprobar que la organización delictiva estaba integrada por dos hombres y una mujeres, todos mayores de edad, con antecedentes penales y oriundos de Junín. Ahora están tras las rejas.

Tras varios allanamientos, se logró incautar dinero en efectivo y teléfonos celulares, entre otros elementos.

Las estafas

Como informó democracia, la primera estafa, de la que están acusados, ocurrió el 30 de enero, en la que una octogenaria, recibió un llamado, de su supuesta nieta quien, tras el engaño con la devaluación monetaria, afirmó que debía cambiar los pesos. Más tarde, un hombre simulando ser el contador del banco, logró sustraerle 67.900 pesos y 4.400 dólares estadounidenses.

Ese mismo día, otra abuela de unos 80 años, fue engañada con el mismo ardid delictivo y fue despojada de 1.200 pesos en efectivo y una alianza de oro.

Horas más tarde, otra jubilada de 70 años recibió el mismo llamado y, al sospechar que podría tratarse de un engaño, efectuó preguntas personales, y evitó que la engañaran. Otra tentativa ocurrió ese día: en este caso el fingido contador de la entidad financiera arribó al domicilio de otra mujer quien no le entregó el papel moneda. Una vecina logró describir a la persona y el auto en el que circulaba.

Nota completa, en la edición de mañana.

COMENTARIOS