El 5 de enero habían sido capturados en las rutas 50 y 191 de Salto.
El 5 de enero habían sido capturados en las rutas 50 y 191 de Salto.
ESTÁN ACUSADOS DE COMETER AL MENOS CUATRO HECHOS EN LA REGIÓN

Fueron detenidos por cometer estafas, los liberó la Justicia y volvieron a la cárcel

Se trata de dos hombres de Junín que habían sido capturados el 5 de enero último en las afueras de Salto donde terminaban de cometer un engaño con “el cuento del tío”, cuya víctima fue una abuela de 85 años a quien acompañaron al banco y la despojaron de sus ahorros.

En el marco de investigaciones con relación a los hechos cometidos en Junín y la Región, bajo la modalidad conocida como “cuento del tío”, efectivos de la DDI local habían aprehendido a dos juninenses de 33 y 42 años. Luego, y en razón de que ambos no registraban antecedentes penales, la justicia del Departamento Judicial de Mercedes entendió que debían recuperaran su libertad, Fiscalía 6 a cargo del Dr. Rubén Calcagno.
Es así, que continuando la investigación con los análisis tecnológicos y demás mecanismos, los detectives de la DDI Junín, bajo las órdenes del comisario mayor Miguel O. Reisenauer, efectivizaron la detención en la vía pública de la Ciudad de ambos malvivientes, quienes fueron trasladados a la sede de la DDI, para luego ser reubicados en una comisaría de la jurisdicción.
La medida judicial se cumplimentó en el marco la causa n° 12517/18 y sus atrailladas 12568/18, 12741/18 y 012/19 (cuatro hechos) caratuladas “estafas reiteradas”, con intervención del Juzgado de Garantías 2 a cargo de la Dra. Marisa Muñoz Saggese del Departamento Judicial de Junín.
Estos hombres, quienes mediante engaño perpetraron unos cuantos ilícitos, en esa oportunidad (5 de enero) fueron capturados en las afueras de Salto (cruce de rutas 50 y 191), luego de cometer una estafa más en esa localidad, en perjuicio de una abuela de 85 años, con el argumento de un supuesto cambio de denominación. La acompañaron al Banco Provincia donde le sustrajeron $124.000 y U$S 1.000.
Como fue informado en ese momento, se habían secuestrado los elementos probatorios sobre los hechos consumados, entre los que se encontraban dos celulares, $ 165.000, U$S 1.000 y un automóvil Fiat Palio que los maleantes utilizaban para la comisión de la totalidad de los ilícitos, al igual que los teléfonos.

Los ilícitos que cometieron
Diciembre de 2018: el 20, en la localidad de Vedia, se hicieron de una suma de 100 mil pesos; un día más tarde, en Lincoln despojaron a una mujer de 84 años de 11 mil pesos; el 27 viajaron a Los Toldos donde una abuela de 88 años les entregó 70 mil pesos. El último día del año, en esa misma localidad estafaron a una jubilada de 92 años por 50 mil pesos, y alhajas de oro.
Enero: el segundo día del corriente año, en Bragado una septuagenaria fue despojada de $ 57.000 y 4.100 dólares.

El hecho de esta semana
Como anticipó Democracia, el lunes por la tarde, una mujer mayor fue víctima de un robo con el “cuento del tío” a quien la despojaron de dinero en efectivo, un ilícito que tiene como objetivo engañar a personas adultas, por lo general de la tercera edad.
Según informaron, la jubilada, que vive en la zona de calles Rivadavia y Magaldi (Barrio Ferroviario), recibió un llamado telefónico de una persona quien supuestamente era empleada de una entidad bancaria o financiera.
Como se repite en estos hechos, del otro lado del teléfono, la voz del malviviente le advertía que debía cambiar sus ahorros en billetes nacionales por moneda extranjera para que no perdieran valor, debido a la inflación. Y que para eso debía pasar a retirar el monto para poder comprar de las divisas.
Momentos después, un hombre de unos 40 años y de 1,56 metros de altura, se hizo presente en la vivienda de la mujer quien le hizo entrega del efectivo. Al notar que el sujeto no regresaba, se hizo la denuncia al sistema telefónico 911 y efectivos policiales se presentaron en el domicilio constatando el hecho delictivo.
De esta manera, se instruyó una causa judicial caratulada “estafa” tramitada en la Fiscalía de turno y la investigación se está llevando adelante por la Dirección Departamental de Investigaciones de Junín (DDI).
Si bien la maniobra se fue repitiendo y alertando en distintas provincias durante el último año, en 2019 hubo más de diez casos en la zona y los dos juninenses detenidos en Salto.
El 8 de febrero último, a una señora la pasó a buscar una mujer, que “iba de parte de la hija” y la llevó al Banco Industrial de Junín donde le hizo adquirir dos créditos, “Después, en la puerta, la subió arriba del taxi y la mandó a su casa”, explicaron a Democracia.

COMENTARIOS