Ayer fue capturado el segundo sospechoso de participar en el hecho.
Ayer fue capturado el segundo sospechoso de participar en el hecho.
NO SE DESCARTA NINGUNA HIPÓTESIS

Ya son dos los detenidos por el crimen de Silvia Pereyra ocurrido en Chacabuco

El primero había sido capturado el domingo, a quien se le secuestraron elementos contundentes que tienen relación directa con el hecho. En tanto ayer, un segundo sospechoso ingresó a la comisaría a quien investigan por la posible participación en el hecho.

En la tarde de ayer, cerca de las 16, un segundo hombre fue detenido por el crimen de Silvia Pereyra e ingresó a la comisaría de Chacabuco tras ser esposado por efectivos policiales. Fuentes confirmaron que también es un vecino de la víctima e investigaban su posible participación en el hecho.
El último sábado, la mujer de 59 años, apareció muerta a puñaladas en el interior de su vivienda de esa ciudad y, por el hecho, en un primer momento se aprehendió a un vendedor de rifas, pero luego fue liberado.
La investigación continuó y un nuevo sospechoso de 19 años, de nacionalidad paraguaya, fue capturado el domingo quien iba a prestar declaración ante la fiscal de la causa. Se trata de un inquilino, con el que la víctima tenía una relación comercial y vivían a pocos metros de distancia.
En la mañana de ayer, el secretario de Seguridad de la Municipalidad de Chacabuco, Darío Ciminelli, ofreció una conferencia de prensa y brindó detalles oficiales respecto del hecho que conmovió a Chacabuco y la región.
Al joven de 19 años “le secuestraron elementos contundentes que tienen relación directa con el hecho que se está investigando", apuntó Ciminelli y agregó que "se está avanzando con nuevos operativos y en, en las próximas horas”, va a prestar declaración en la Fiscalía".
"El hecho está caratulado como homicidio criminis causa, al menos por ahora,", señaló Ciminelli y agregó "queremos decir que en Chacabuco no hay impunidad, los casos se resuelven". Por su parte, Marcelo Loyola, el nuevo director de Seguridad señaló que "nos solidarizamos con la familia de la víctima y deseamos llegar al esclarecimiento total del hecho".
En la noche de ayer, alrededor de las 20, los vecinos del barrio que habitaba Silvia marcharon desde el palacio municipal, en pedido de justicia, para que el caso quede esclarecido.

La investigación
El hecho ocurrió el sábado al mediodía en una propiedad situada en la calle Agustín Roca, entre Padre Doglia y Avellaneda, del barrio Ubaldo Martínez, donde la mujer apereció apuñalada.
Fuentes judiciales y policiales informaron que Silvia Pereyra estaba chateando con su hija hasta que en un momento no le respondió más. Ante esa situación, la mujer se dirigió a la casa de su madre y la encontró tirada en el piso con manchas de sangre.
Según las fuentes, la víctima tenía al menos tres heridas de arma blanca en la espalda y el pecho que le causaron la muerte en el lugar. La hija alertó a la Policía y agentes de la Comisaría local arribaron al lugar inmediatamente.
En un principio, un hombre de unos 60 años, que cobra rifas para el hospital, había quedado demorado porque había sido visto merodeando la casa, pero luego fue liberado por falta de pruebas, añadieron las fuentes.
Pero en las últimas horas de este domingo, y tras cinco allanamientos, se encontró un celular que podría ser de la víctima y un maletín con otros elementos de interés para la causa.
En ese mismo punto, los policías encontraron un bolso de tela con una cuchilla y prendas de vestir con manchas de sangre, además de una notebook y la funda de un celular que, se creen, pertenecían a Pereyra.
Ante esta situación, el joven que vivía en esa casa, de nacionalidad paraguaya, quedó detenido por el delito de "homicidio criminis causa" y a disposición del fiscal Daniel Nicolai, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 11 de Chacabuco, a quien se indagó.
Además, ayer fue capturado otro sospechoso a quien investigan de haber participado en el aberrante hecho.
A raíz del crimen de Pereyra, un grupo de vecinos se manifestó con aplausos y carteles frente al edificio de la Municipalidad, pidiendo "Justicia por Silvia" y mayor seguridad, al tiempo que cortaron una de las calles que rodea la Plaza San Martín.
Los investigadores no descartaban ninguna hipótesis, entre ellas la de un posible femicidio, un intento de abuso sexual e inclusive un asalto.
En la cuadra donde vivía, la mujer alquilaba algunos departamentos y ocasionalmente contaba con una suma de dinero que podría haber sido el botín sustraído, dijeron las fuentes.
Además, aguardaban el resultado de la autopsia correspondiente para determinar las causas y la hora en que ocurrió el crimen.

COMENTARIOS