La ambulancia y móviles policiales, en el barrio El Molino.
La ambulancia y móviles policiales, en el barrio El Molino.
LOS DELINCUENTES HUYERON Y ERAN BUSCADOS

Confuso episodio: hirieron a un joven, le robaron y efectuaron un disparo

El hecho ocurrió en el barrio El Molino, donde un hombre que se hallaba sentado en la plazoleta “Luis Negreti” fue atcado por dos sujetos que circulaban a bordo de una motocicleta 110, quienes huyeron luego de pegarle con un arma de fuego y disparar un proyectil.

En la tarde de ayer, cerca de las 19, cuando los vecinos juninenses disfrutaban de un placentero atardecer de verano en la zona del Cementerio Central, un llamativo hecho rompió con la tranquilidad del barrio, más precisamente en la plazoleta “Luis Negreti”.
En ese sector de la ciudad, según relataron los ciudadanos, dos sujetos a bordo de una motocicleta 110 cc se acercaron al lugar donde se hallaba sentado quien iba a ser víctima de un violento robo.
Según testimonios obtenidos en la intersección de calles Negreti y Ameghino, los dos ladrones arremetieron contra un joven que estaba sentado en uno de los bancos del espacio público municipal, a quien, mediante el golpe con un arma de fuego, le lograron sustraer la billetera.
En ese momento fue cuando un estruendo alertó a la población de que un proyectil había sido disparado y la presencia policial cada vez era mayor en el barrio El Molino, que habían planificado un operativo cerrojo para dar con los motociclistas que huyeron por calle Negreti en contramano.
La sangre comenzaba a salir de la cabeza del herido, pero momentos después, cuando fue atendido por los médicos de la ambulancia de Intermed, se supo que la lastimadura no había sido provocada por el impacto de la bala, sino por el golpe que además habría activado el accionar del gatillo.
Afortunadamente, ninguna persona que se hallaba disfrutando del último día hábil de la semana en la plaza, fue alcanzada por el proyectil cuyo destino continúa siendo incierto para los investigadores.
Fuentes cercanas a la causa informaron a Democracia que entre la víctima y los asaltantes habría una conexión (eran conocidos), y que se trataría de un problema entre las partes. El herido no quiso radicar denuncia y se habría negado a ser trasladado al Hospital Interzonal.
Con intervención del fiscal Dr. Colimedaglia, el confuso episodio quedó caratulado como “averiguación de ilícito”.

COMENTARIOS