A la organización criminal, le habían secuestrado cerca de 120 vehículos y $ 80 millones.
A la organización criminal, le habían secuestrado cerca de 120 vehículos y $ 80 millones.
FALLO DE LA CÁMARA DE APELACIONES DE LA PLATA AL QUE ACCEDIÓ DEMOCRACIA

Prisión preventiva para 14 integrantes de la organización gitana delictiva “Gipsy Kings”

Dos de ellos están acusados de ser los jefes de la “asociación ilícita” con la que estafaban en Junín y la zona y Capital Federal, mediante el "cuento del tío". A tres mujeres, les concedieron la libertad, quienes en su defensa dijeron que no tenían ningún vínculo con los hechos.

En el marco de la causa caratulada “asociación ilícita y lavado de activos”, tramitada en el Juzgado Federal de Junín, a cargo del Dr. Héctor Pedro Plou, recientemente la Cámara de Apelaciones Federal de La Plata confirmó los procesamientos con prisión preventiva para dos hombres por considerarlos jefes de la organización delictiva gitana denominada los “Gipsy Kings”.
Además, la misma medida fue impuesta a seis mujeres y seis hombres acusados de ser coautores de los ilícitos -en calidad de miembros de la asociación- y por lavados de activos que se perpetraban mediante el “cuento del tío” en Junín y la zona y en Capital Federal.
Por su parte, se ordenó la inmediata libertad de tres gitanas quienes, en su defensa, refirieron que podían justificar todo su patrimonio y que no tenían ningún vínculo con los hechos que se les imputaba. La medida deberá hacerse efectiva luego de efectuar las constataciones de rigor.
El fallo, que se dictó el 9 de enero en La Plata, al que pudo acceder Democracia, afirma: “De la lectura de la decisión impugnada se advierte que no se ha expresado adecuadamente los motivos que lo llevaron a establecer el monto de embargo dispuesto sobre los encausados, solo se ha limitado a referir ciertos ítems que luego no son acordes a la suma final”.
Cabe recordar que el juez Plou había solicitado trabar un embargo sobre los bienes y el dinero de la organización, hasta que se cubra la suma de 45 millones de pesos.
De esta manera, la Cámara de Apelaciones, declaró “la nulidad de las resoluciones, en cuanto ordenaban los embargos preventivos de los imputados, debiendo a quo dictar un nuevo pronunciamiento adecuadamente fundado”.

Desarticulada en 2018
A la organización criminal denominada los “Gipsy Kings", le habían secuestrado cerca de 120 vehículos (80 automóviles, 17 camiones, 12 camionetas 0 kilómetro y 9 motos), 80 millones de pesos en distintas monedas (2.8 millones de dólares, 72 mil euros, 200 mil pesos, lingotes de oro y monedas mexicanas de oro, entre otros valores), 15 TV de alta gama, alhajas, equipos de audios y aparatos de electrónica, entre otros elementos.
El grupo delictivo, que tenía base en Junín, fue desmantelado luego de 24 allanamientos que se llevaron a cabo en nuestra ciudad los primeros meses de 2018, (uno de ellos en una entidad bancaria donde los sujetos poseían cajas de seguridad), Pergamino (2), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2) y Neuquén (2), los últimos con colaboración de la Policía Bonaerense.
Dentro de la banda de estafadores -comandada por dos medio hermanos de 61 y 62 años y también formada por otros ocho integrantes de la familia, de entre 20 y 55- cada individuo tenía un rol determinado como, por ejemplo, los que llamaban, los que retiraban el dinero y quienes finalmente trasladaban el botín.

“Recaudaban con el 'cuento del tío' ”
Según la pesquisa de los detectives de la DDI Junín, quienes comenzaron la investigación en 2017, los integrantes de la familia –compuesta casi en su totalidad por gitanos, pero de la que también formaban parte criollos- recaudaban la mayor parte del dinero mediante los llamados "cuentos del tío", donde se comunicaban con personas haciéndose pasar por empleados de entidades bancarias o financieras.
Asimismo, los policías constataron que utilizaban el negocio de la compra-venta de automóviles para lavar las grandes sumas de dinero que obtenían mediante los ilícitos, como así también la adquisición de inmuebles y diferentes artículos de electrónica, entre los que se encontraban televisores y hasta una depiladora profesional láser valuada en miles de pesos.
A su vez, los estafadores mantenían una vida ostentosa de viajes, lujos y placeres.La causa está caratulada como “asociación ilícita, lavado de activos y estafas reiteradas”, e interviene en la misma el Juzgado Federal de Junín.

COMENTARIOS