En Junín y la Región expulsaron a 38 policías bonaerenses durante los últimos tres años
ENTRE EL 10 DE DICIEMBRE DE 2015 Y EL 30 DE NOVIEMBRE DE 2018

En Junín y la Región expulsaron a 38 policías bonaerenses durante los últimos tres años

En total, 11.839 efectivos quedaron apartados, mientras que 2.866 uniformados fueron echados de la fuerza de seguridad pública en la gestión de Cristian Ritondo. También aparecen 2.155 suspendidos y unos 790 detenidos.

Un total de 11.839 efectivos fueron apartados de la Policía Bonaerense y 2.866 uniformados fueron expulsados de la fuerza, entre el 10 de diciembre de 2015 y el 30 de noviembre pasado, durante la gestión de Cristian Ritondo como ministro de Seguridad de la Provincia.
Las cifras, presentadas por la Auditoría General de Asuntos Internos, perteneciente al Ministerio de Seguridad de la Provincia, revelaron que hubo 1.866 expulsados a los cuales se sumarán 1.000 más en estos días, lo que hace casi un 3 por ciento del total de hombres de la fuerza.
En Junín la cifra asciende a los 12, mientras que en Chacabuco hay 11, cuatro en Lincoln, uno en General Viamonte, dos en Bragado, uno en Vedia, cuatro en Rojas y tres en Arenales; lo que da una suma total de 38 policías.
En ese sentido, a 29.004 uniformados se les inició un sumario por diferentes cuestiones, la mayoría de los cuales detectó la responsabilidad del efectivo en un hecho determinado. En esa estadística también aparecen 2.155 policías suspendidos y unos 790 detenidos, según el recuento oficial.
Asimismo, hubo 1.056 sumarios iniciados por enriquecimiento ilícito sobre un total de 3.000 investigados (esto implica un total de policías en todas las jerarquías desde oficiales hasta comisarios generales, más su entorno, más posibles testaferros).
En ese aspecto, hubo 168 efectivos denunciados en sede judicial por enriquecimiento ilícito, de los cuales 11 fueron por lavado de activos ante la Unidad de investigación Financiera (UIF).
Desde la llegada de Ritondo se exigió que los policías presentaran sus Declaraciones Juradas (correspondiente al patrimonio al 31 de diciembre del año anterior). En 2016 fueron obligados a partir de subcomisario y en escala ascendente, en una medida que involucró a 6.341.
Luego del proceso de intimaciones no presentaron las DD.JJ. 274 policías, sobre los cuales se iniciaron los sumarios de rigor en los cuales fueron presentando las mismas. En tanto, ocho de los efectivos fueron expulsados por no cumplir con la presentación de DD.JJ.
En 2017 ya estaban obligados a presentarlas a partir de oficial inspector (se sumaron dos jerarquías más) y la medida involucró a 14.332 efectivos.
Sin embargo, luego del proceso de intimaciones hubo 505 policías que no presentaron las DD.JJ. y sobre estos se iniciaron los sumarios de rigor que se están terminando de sustanciar, encontrándose en su última etapa.
Ya este año, se mantuvo la jerarquía para pedirlas, pero hubo un número algo mayor de uniformados (14.337). Luego del proceso de intimaciones se procedió a abrir hasta el 31 de diciembre el sistema nuevamente, pero no presentaron a la fecha las DD.JJ unos 600 policías.

Controles toxicológicos en la fuerza
Los controles toxicológicos se iniciaron a fines de 2017 y los hace la Fundación Fundartox (cuyo presidente es el doctor Carlos Damín, jefe de toxicología del Hospital Durán) y Asuntos Internos.
En este rubro se realizaron 3.315 controles preventivos (con capacitación) con siete resultados positivos (0,21 %), mientras que hubo 683 controles sorpresivos con 17 resultados positivos (2,5 %).
La estadística va más allá y con datos desde 1966 se estableció que hubo 8.569 policías expulsados de la fuerza. Desde el 10 de diciembre de 2015 al 30 de noviembre de 2018 fueron expulsados 1.866 efectivos, lo que representa de los últimos 52 años el 22%.

COMENTARIOS