Los Bomberos trabajaron en el lugar del hecho.
Los Bomberos trabajaron en el lugar del hecho.
VIAJABAN A BORDO DE UN AUTOMÓVIL CHEVROLET AGILE

Cuatro personas murieron calcinadas tras un choque frontal sobre Ruta Nacional 188

Un matrimonio, su hija y su nieto volvían a Capital Federal tras pasar Año Nuevo en familia en la localidad de General Pico, provincia de La Pampa, cuando a la altura del kilómetro 332 colisionaron de frente contra un camión Volvo, produciéndose un incendio en el auto.

Cuatro personas, que circulaban a bordo un Chevrolet Agile por la Ruta Nacional 188, murieron en la mañana de ayer, tras chocar de frente contra un camión Volvo que arrastraba un acoplado jaula vacío.
El siniestro se registró a la altura del kilómetro 332, entre las ciudades de Ameghino y General Villegas. El camionero resultó ileso y quedó imputado. La carátula es “cuádruple homicidio culposo”.
Según pudo saber Democracia, el transportista había descargado en Junín y pasado la noche en Florentino Ameghino, a la espera que pasara la tormenta. Una vez despejado el cielo reinició el viaje.
Los ocupantes del auto serían de una misma familia, oriunda de Capital Federal y habían viajado a General Pico, La Pampa para pasar el Año Nuevo.
Alrededor de las 10.30 de la mañana de ayer, mientras llovía en la zona, se encontraban regresando a Buenos Aires por la calzada nacional, cuando se produjo el trágico choque.
Tras el siniestro, el Chevrolet se incendió rápidamente, sus ocupantes no lograron salir y murieron calcinados.


El conductor del camión, que no sufrió heridas, fue identificado como Fabio Solario (53). El hombre habría declarado que el auto venía en zigzag y que no pudo evitar el impacto.
Sin embargo, ese relato no coincidiría con la ubicación en la que fueron encontrados los rodados, ambos del lado de la mano en el que viajaba la familia. A Solario se le realizó la extracción de sangre y, al cierre de esta edición, aguardaban los resultados toxicológicos.
Según fuentes de la investigación, el auto lo manejaba Joaquín María Cortina Fernández Vega (66). En el lugar, también fallecieron sus acompañantes: María Irene Castresana (70), María Ruchelli (40) y Tomás Baleari (19).
Según el sitio Infopico, Joaquín y María Irene estaban casados. María era la hija de la mujer y Tomás, el nieto. “Volvían un día después (de Año Nuevo) para evitar el tráfico en la ruta”, contó al medio local Álvaro Castresana, sobrino de María Irene.
Sus familiares, oriundos de General Pico e Intendente Alvear, fueron avisados y por la tarde se encontraban en la Comisaría de General Villegas esperando los resultados de la autopsia.
El primer indicio para confirmar la identidad de las personas fallecidas fue la patente del auto: MLR 873. De allí se desprendió que tiene radicación en la zona del barrio Belgrano, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
En tanto, el conductor del vehículo de mayor porte (Solario) es oriundo de Realicó, La Pampa y al momento del siniestro, regresaba su casa.
La ruta a esa altura se encuentra en buen estado, pero explicaron que había llovido y que el asfalto se encontraba mojado y resbaladizo, además por el alto porcentaje de humedad que azota la Región.
El fiscal Omar Flores, del Departamento Judicial de Trenque Lauquen, quedó a cargo de la investigación.

COMENTARIOS