El rodado fue retirado por una grúa.
El rodado fue retirado por una grúa.
PERDIÓ EL CONTROL DEL AUTO

Estaba estacionado y cayó en la cuneta de la Ruta 7

Según trascendió, el conductor tenía 2,7 gramos de alcohol por litro de sangre y se habría olvidado de accionar el freno de mano. Fue retirado por la grúa de la Agencia Municipal.

En la madrugada de ayer, en cercanías del hotel Piedramora, un automóvil Fiat Palio que estaba estacionado cayó a la cuneta (con agua) de la Ruta Nacional 7 luego de que su conductor perdiera el control, presuntamente por no poner el freno de mano.
Según trascendió de los efectivos policiales, el automovilista tenía 2,7 gramos de alcohol por litro de sangre “quedando en evidencia el estado de ebriedad en el que se encontraba”.
El vehículo pudo ser retirado del lugar con la grúa de la Agencia Municipal de Seguridad Vial y su conductor no sufrió lesiones.
En el marco del operativo de nocturnidad, no ocurrieron disturbios como así tampoco ilícitos. Personal de Inspección General y Gabinete Investigativo de Comisaría Primera realizó una infracción por falta de habilitación en un salón, donde se desarrollaba una fiesta privada, procediendo al desalojo.

Violencia de género
Alrededor de las 3.10, una mujer alertó al 911 que en una vivienda de calle Gandini al 1300 su pareja la había agredido verbalmente y que en otras ocasiones físicamente por lo que personal del Comando Patrullas se hizo presente en el lugar.
Según detallaron desde la fuerza de seguridad, el hombre “se encontraba en evidente estado de ebriedad”. Y que al momento de solicitarle que se retire, y que su concubina lo iba a denunciar, el violento se abalanzó sobre los efectivos con golpes de puño intentando morderlos.
Tras un momento de forcejeo, se logró su aprehensión, y traslado a la Comisaría Primera de Junín, tomando conocimiento la Dra. Luján, titular de la UFI 8, quien avaló el procedimiento y lo citó a prestar declaraciones.

COMENTARIOS