La nueva Ley de Salud Mental

Cabe destacar que en el año 2010, en Argentina se sancionó la nueva Ley de Salud Mental Nº 26657 que “copia a al modelo de Italia, sociedad sin instituciones psiquiátricas, del Dr. Franco Rotelli”, indicó Covini.
“Pone como principio la necesidad de evitar la internación de pacientes en institutos neuropsiquiátricos. De esta manera buscar terminar con la institucionalización de los pacientes enfermos mentales y promueve que sean tratados en hospitales generales para poder promover y restituir los lazos sociales y evitar el aislamiento”, explicó la médica.
“El objetivo es que una persona -que necesite estar internada- lo haga en un breve periodo de tiempo y en un hospital general para terminar con las internaciones prolongadas. De esta manera se promueven los lazos sociales y no la aislación en los manicomios”, remarcó.
“Desde mi punto de vista, las instituciones monovalentes -sean públicas o privadas- hoy son las únicas aptas desde lo edilicio hasta lo profesional en materia de cuidado y contención de patologías severas”, opinó.
“Otro punto importante es que son sumamente escasos los hospitales de día, noche y casas de medio camino, dispositivos que esta ley plantea como alternativas a la internación”, subrayó.
“Si bien está bueno lo que plantea la norma, a este país le hace falta transitar un largo camino, ya que escasean los medios y recursos para aplicarla. Hoy en día los hospitales generales no están preparados para abarcar estas patologías”, concluyó Covini.

COMENTARIOS