“No es no”, una de las consignas de la marcha contra el abuso que convocó anoche a miles de juninenses.
“No es no”, una de las consignas de la marcha contra el abuso que convocó anoche a miles de juninenses.
MASIVA MUESTRA DE REPUDIO

Más de 5000 personas marcharon en Junín para reclamar justicia por el abuso sexual

El juez de Garantías 1 de esta ciudad, José Raúl Lucchini, resolvió ayer que el sospechoso, Nicolás Tallone (26), siga apresado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” en grado de tentativa en concurso real con el de “lesiones leves”.

Más de cinco mil personas marcharon anoche, en Junín, para reclamar justicia por el terrible abuso que sufrió el domingo a la madrugada una chica de 16 años, a la salida de un boliche, tras subir al auto de un relacionista público de 26 años, que está imputado.
Con presencia mayormente de mujeres, pero también de hombres, los miles de manifestantes levantaron pancartas con reclamos para que el hecho no quede impune y para que se respete el libre consentimiento de las mujeres, en pos de construir una sociedad más igualitaria y sin violencia de género.
La enorme columna se congregó a las 20, en la plaza 25 de Mayo, frente a los tribunales y desde allí marcharon por la Municipalidad y las calles céntricas pidiendo justicia por la joven abusada. “Vecino, vecina, no sea indiferente, a las pibas las violan en la cara de la gente”, fue una de las consignas que entonaron los manifestantes.

El imputado quedó detenido
El relacionista público quedó formalmente detenido como acusado de haber intentado abusar sexualmente de la adolescente de 16 años, el domingo pasado, a la salida de un boliche.
Fuentes judiciales informaron a Democracia que el juez de Garantías 1 de esta ciudad, José Raúl Lucchini, resolvió ayer que el sospechoso Nicolás Tallone (26) siga apresado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” en grado de tentativa en concurso real con el de “lesiones leves”.
De acuerdo con los voceros, así lo había solicitado la fiscal de la causa, Fernanda Sánchez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Junín, quien ahora cuenta con treinta días para producir más prueba y resolver si solicita el procesamiento con prisión preventiva del acusado.

Un caso aberrante
El hecho investigado ocurrió cerca de las 3.45 del domingo último, cuando la adolescente se retiró del boliche situado en Benito de Miguel 667, en Junín, con intenciones de irse a su casa porque no se sentía bien.
Según relató el padre de la víctima, su hija estaba con una pareja afuera esperando un taxi que no llegaba, hasta que la amiga le señaló un auto y le dijo “ahí está tu taxi”, por lo que ella se subió.
“Cuando se sube lo reconoce y le dice 'qué haces acá'”, contó el padre de la adolescente al referirse al RRPP del boliche, identificado luego por la Justicia como Tallone.
El padre de la joven contó que su hija quiso bajarse del auto, aunque el conductor insistió en llevarla y aceleró "rapidísimo" para irse de la puerta del local bailable.
“Mi hija se descompone arriba del auto, quiere vomitar, abre la puerta pero él la agarra y la mete de vuelta y sigue el viaje”, relató el hombre.

Según el padre de la adolescente, al llegar en el auto a la calle Chile, pasando unos 500 metros el cruce con la ruta 188, en un descampado, el hombre abusó de su hija.
“Ahí empezó toda la locura, contarlo me vuelve loco”, expresó el hombre y señaló que en esas circunstancias su hija fue obligada a pasarse a la parte de atrás del auto, golpeada y abusada sexualmente hasta que logró escapar y correr desnuda hasta una casa, donde dos personas la auxiliaron, llamaron a una ambulancia y a la policía.
Tras el ataque, la adolescente fue trasladada al hospital, donde fue sometida a curaciones.

COMENTARIOS