Camila Borda la niña asesinada fue encontrada en una finca, en Arias 1550.
Camila Borda la niña asesinada fue encontrada en una finca, en Arias 1550.
ABERRANTE CRIMEN

Comienza el juicio a José Varela por la muerte de la pequeña Camila Borda

En el Tribunal Oral de nuestra ciudad, a partir de las 10 se llevará adelante la audiencia en la que será juzgado el único imputado por la violación y muerte de la niña de 11 años, hecho ocurrido el 25 de febrero de este año. La fiscalía pedirá perpetua.

Hoy, a partir de las 10, en la sala del Tribunal Oral 1 de Junín comienza el juicio a José Varela por el crimen de Camila Borda, de 11 años que conmocionó a la ciudad y al país, ocurrido el 25 de febrero en una quinta ubicada en calle Arias al 1550, hecho por el que Varela, actualmente alojado en la Unidad Penitenciaria 3 de San Nicolás, con prisión preventiva, resulta ser el único imputado.
En diálogo con Democracia, el Fiscal Sergio Terrón indicó que “la causa está caratulada como homicidio con alevosía y criminis causa y vamos por violación seguida de muerte”, y que ello dice suficiente sobre el crímen aberrante que fue.
Por el momento se estima que declaren unos quince testigos aproximadamente. “Luego veremos si son necesarios todos, si hay que agregar más porque eso es en función de la estrategia de la defensa, que nosotros desconocemos. Se sabrá hoy”, destacó el fiscal.
Dadas las características de la causa y la carátula, Terrón indicó que “se irá por la prisión perpetua porque cualquiera de las opciones que hemos elegido como calificación legal tiene prevista la perpetua, ya sea la alevosía, el criminis causa o la violación seguida de muerte, en los tres casos, el código la única opción que da es la perpetua”.

Un hecho que conmocionó a Junín
“Este caso es una monstruosidad. No hay palabras para calificarlo. Inclusive un caso que ha trascendido internacionalmente”, indicó Terrón. “No habíamos tenido un caso similar, si bien hubo uno hace muchos años, este se proyectó mucho y hubo medios de México, España y Estados Unidos que lo tomaron por la difusión que alcanzó”.
El 25 de febrero de este año, Camila Borda apareció muerta en una finca ubicada en Arias al 1550 en donde se encontraba el casero, José Carlos Varela, único sospechoso por el abuso sexual y asesinato de la niña de 11 años.
Tras un momento de tensión que se vivió en el Barrio Ricardo Rojas, Varela fue trasladado a la Comisaría de General Viamonte y luego a General Pinto en cuya Ayudantía Fiscal prestó declaraciones ante el Dr. Terrón, fiscal de la causa.
Vale aclarar que el acusado había admitido en su indagatoria haber estado junto a la víctima en el parque de la quinta en la que vivía, aunque dijo no recordar lo sucedido luego, según informó el fiscal, quien calificó su declaración como una "amnesia selectiva y mentirosa".
La Fiscalía pedirá prisión perpetua para Varela, condena que ronda los 50 años tras las rejas por la muerte de Camila.

Familia destrozada
La familia de Camila, especialmente su mamá Alejandra continúa con asistencia y apoyo desde hace varios meses.
“Están en contacto con el Centro de Atención a la Víctima del municipio, a través de Jonatan Guitart o de la Fiscalía General. Siempre se mantuvo el contacto, han venido a la Fiscalía varias veces”, destacó el fiscal.

COMENTARIOS