TRAS LA MUERTE DEL RECLUSO ROMAN FRANCISCO AGUIRRE EN LA UNIDAD PENAL Nº 13 DE NUESTRA CIUDAD

El fiscal Carlos Colimedaglia acusó a dos presos por «homicidio en ocasión de robo»

Los dos imputados fueron llevados ante el citado magistrado, por las evidencias reunidas tras el crimen.

Tal lo anticipado por DEMOCRACIA, fueron llevados horas atrás ante el agente fiscal de turno en lo Criminal del Departamento Judicial Junín, Dr. Carlos Colimedaglia, los dos internos imputados por el crimen del recluso Román Francisco Aguirre, quien fue asesinado el miércoles 23 pasado a la tarde en el pabellón 8 de la Unidad Penal Nº 13 Junín de máxima seguridad.

Aguirre, de 23 años, había ingresado a la cárcel ubicada a la vera de la Ruta Nacional 188 once días antes de su homicidio y -de acuerdo a los trascendidos- los dos acusados (que son dos reclusos jóvenes), quisieron robarle las zapatillas deportivas y prendas para vestir al desafortunado Aguirre.

Este se habría resistido al atraco y los otros dos internos lo agredieron salvajemente, con golpes de puño, puntapiés y varios «puntazos», aplicados con «facas» en distintas partes de su cuerpo.

Murió antes de llegar al Interzonal

Las lesiones hechas con el elemento punzo-cortante, le provocaron la muerte a Aguirre cuando era trasladado de urgencia al Hospital Interzonal de Agudos «Dr. Abraham Félix Piñeyro».

La víctima estaba procesada por el delito de «homicidio calificado» por el Tribunal Oral Criminal N° 2 del Departamento Judicial de Mercedes y ahora, Colimedaglia imputó a los dos presuntos autores del crimen carcelario en la causa rotulada «homicidio en ocasión de robo».

Recordemos que el hecho de sangre se produjo, de acuerdo a lo informado oportúnamente por el Servicio Penitenciario Provincial-, poco después de las 16 horas del pasado miércoles 23.

Posteriormente, autoridades judiciales de turno (encabezadas por el propio Colimedaglia) y policiales se constituyeron rápidamente en el establecimiento carcelario, junto al prefecto Luis Martino (jefe de la U.P. 13) y comenzaron la etapa de investigación para esclarecer el caso, algo que ya estaría «cocinado» con la imputación a los dos internos.

Estos, podrían ser llevados en breve a otro penal de la Provincia, para evitar nuevos hechos violentos con amigos que ya tendría en la U.P. 13 el infortunado Aguirre, pese a que hacía pocos días que estaba en dicho establecimiento carcelario.

COMENTARIOS