Estado en que quedaron los vehículos, en el accidente en que se vio involucrado el ex jugador de Boca.
Estado en que quedaron los vehículos, en el accidente en que se vio involucrado el ex jugador de Boca.
TRÁNSITO FATAL

Cuatro muertos en dos accidentes en la madrugada del domingo

Ocurrieron en Villa Riachuelo y en Ramos Mejía. En uno de ellos participó el ex jugador de Boca y Atlético Tucumán Nahuel Zárate, quien resultó herido y quedó detenido.

Dos choques ocurridos ayer, uno en el barrio porteño de Villa Riachuelo y otro en Ramos Mejía dejaron cuatro víctimas fatales y uno de los conductores heridos fue detenido
Fuentes policiales informaron que el primero de los hechos se produjo a la madrugada en Avenida General Paz, a la altura de la calle Madariaga y a unos 300 metros del autódromo Juan y Oscar Gálvez.
Allí un Volkswagen Scirocco, del que luego se supo que manejaba el ex jugador de Boca y Atlético Tucumán Nahuel Zárate, colisionó de atrás y a gran velocidad a un taxi, en el que viajaban dos personas adelante -se calcula que no era pasajero por tener el privilegio de ir como acompañante- las cuales fallecieron en el acto.
En tanto, el conductor del automóvil particular, Zárate, resultó herido y fue trasladado al Hospital Santojanni, pero luego fue trasladado a la comisaría en calidad de detenido e imputado por las dos muertes.
El futbolista de 25 años habría sido sometido a un control de alcoholemia y test de drogas para determinar si maneja bajo los efectos de alguno de éstos.
Zárate, quien se inició en Boca y luego pasó por Godoy Cruz y Unión, jugó hasta agosto pasado en Atlético Tucumán, pero el "Decano" decidió prescindir de sus servicios, por lo que estaba en la búsqueda de un club.
El Chevrolet Corsa que oficiaba como taxi perdió casi completamente la parte del baúl en el impacto y el techo resultó prácticamente destruido.

Otro accidente
El otro choque se produjo en la Avenida Rivadavia al 14600, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, partido de La Matanza, donde un vehículo que iba a alta velocidad, con cinco jóvenes de entre 20 y 25 años, según la Policía alcoholizados, chocó a un Chevrolet Corsa color gris plata que se trasladaba a velocidad normal y como consecuencia de ello padre e hijo fallecieron.
El rodado que provocó la colisión iba en sentido a provincia y se habría cruzado de carril al intentar esquivar un montículo de tierra y escombros que ocupaba uno de los carriles de avenida Rivadavia.
En ese vehículo los cinco jóvenes resultaron ilesos a pesar del violento impacto y todos habían quedado demorados en la comisaría de Ramos Mejía.
Sin embargo, luego fueron liberados todos, a excepción del conductor, que permanecía detenido.
En el otro vehículo, que iba hacia la ciudad de Buenos Aires, viajaba un hombre de 30 años como conductor, quien murió en el acto, y su padre de 74, que fue trasladado de urgencia al Hospital Haedo y falleció pocas horas más tarde.

COMENTARIOS