“HOMICIDIO CULPOSO AGRAVADO”

Muerte de Alejandra Gauna: Renzo Rosetti fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión

Se trata de la pena que había pedido el fiscal de la causa, Dr. Javier Ochoaizpuro el viernes último en los alegatos. El veredicto lo dio a conocer este mediodía el Juzgado Correccional 3 a cargo del Dr. Jorge Cóppola. El condenado seguirá en libertad hasta que la sentencia quede firme.

En horas del mediodía de ayer, el Juzgado Correccional N° 3 de Junín, a cargo del Dr. Jorge Cóppola, dio a conocer el veredicto y dictó una condena de 3 años y 6 meses de prisión para Renzo Rosetti de 22 años (además de siete años de inhabilitación para conducir) quien fue hallado culpable de la muerte de Alejandra Gauna, hecho caratulado “homicidio culposo agravado”.
Se trata de la pena que había solicitado el fiscal de la causa, Dr. Javier Ochoaizpuro el viernes último en los alegatos, mientras que el abogado defensor, Dr. Orlando Muñoz Saggese pedía la absolución de su defendido por pruebas insuficientes.
El siniestro vial que le costó la vida a Alejandra Gauna ocurrió en la noche del sábado 17 de diciembre de 2016 cuando un motociclista en una rueda la llevó por delante en la intersección de avenida Aristóbulo del Valle y Lebensohn.
En diálogo con Democracia, el fiscal explicó que el condenado seguirá en libertad hasta que la sentencia quede firme, ya que “deberá pasar por la Cámara de Apelaciones”.
El Juzgado Correccional acogió la postura de la Fiscalía y el pedido que se hizo de pena. Ahora queda la instancia del recurso de apelación y ver qué es lo que resuelve la Cámara. Estoy conforme porque es lo que se pidió y porque es la línea que se mantuvo desde el día de la instrucción.
El Juzgado de Garantías también fue acompañando las peticiones y ahora el juez correccional resolvió en el veredicto condenar a Rosetti como autor plenamente responsable del delito de homicidio culposo.
En relación a las amenazas que recibió el padre del testigo que reconoció a Rosetti en el lugar del hecho, Ochoaizpuro explicó que “en la parte dispositiva se estableció que se extraigan fotocopias y se manden a la Fiscalía general para que se investigue la presunta comisión de delito de acción pública”.

Las audiencias
Durante el debate que se llevó a cabo el viernes último, según informaron tres testigos del hecho, el motociclista, a quien no pudieron identificar, circulaba haciendo willy por Aristóbulo del Valle cuando pasando la intersección con calle Lebensohn se llevó por delante a Alejandra Gauna en sentido hacia avenida Circunvalación.
La casa de Rosetti fue allanada 30 días después del hecho, de donde se llevaron dos motos tipo enduro Yamaha 125 y 250 en las que luego los peritos tomaron muestras de un pelo en la zona del motor y manchas pardorrojizas que no fueron suficientes para la comparación de los ADN.
Un hombre que iba circulando por la calle presenció el accidente y dijo no recordar el rostro del conductor de la moto hasta que le mostraron una foto de las redes sociales. En tres declaraciones distintas emitidas entre diciembre de 2016 y enero de 2017 indicó tres posibles colores distintos del rodado que atropelló a la mujer de 44 años.
Se trata de Rubén Basili quien la noche del 17 de diciembre iba circulando por 12 de Octubre cuando dobló hacia la izquierda por Aristóbulo del Valle y se encontró con una escena que no olvidará. “Vi venir a la moto Yamaha XTZ 125 haciendo willy en sentido contrario y en el momento que chocó a Gauna con la parte del motor. En ese instante el motociclista se subió y huyó rápidamente hacia 12 de Octubre donde dobló hacia la zona del barrio 11 de Julio”.
Y prosiguió: “Al otro día del accidente mi tía me mostró la foto del chico sospechoso y yo lo reconocí. Mi tía trabajaba en el supermercado ‘Día’ cuyos dueños tienen relación con Rosetti” a quien estando en la sala de audiencias no quiso girar y levantar la vista para reconocerlo delante de las parte, ya que “mi papá recibió amenazas para que yo no diga nada de lo que estoy diciendo ahora, pero él fue quien me dijo que diga lo que realmente yo sé”.
“Por la foto que vi en Faebook lo reconocí a Rosetti sin saber quién era, ya que el día del accidente no me acordaba de su rostro. Las primeras declaraciones que hice sobre el color de la moto fue en estado de shock porque me había quedado con la imagen de Alejandra tendida en el suelo”, recordó.
Más adelante, en una rueda de reconocimiento judicial que se llevó a cabo en septiembre de 2017 “no lo señalé porque tenía miedo y sentía una presión mía. Hoy en día no tengo ninguna duda de que es él”, dijo el testigo, que en un principio estuvo con identidad reservada.

COMENTARIOS